Lésber Quintero
  • Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El comisionado Javier Chávez, segundo jefe de la Policía departamental de Rivas, confirmó que aún se desconoce el paradero y el móvil del secuestro del comerciante de ganado, Bruno Alberto Ortiz Bermúdez, de 25 años.

“Hasta ahora, la única información que tenemos es que la víctima se comunicó vía telefónica con un primo para decirle que estaba bien y que no se preocupara, pero no hay más pistas, y tampoco los familiares han manifestado que los han llamado para exigir dinero a cambio de dejarlo en libertad”, señaló el uniformado.

De acuerdo con el comisionado Chávez, el secuestrado aún está en territorio nacional, ya que así se constató a través de la llamada telefónica que le permitieron realizar, y descartó que lo hayan trasladado a pie por comunidades fronterizas con Costa Rica, como se manejaba la tarde del miércoles.

El hecho

El secuestro ocurrió a las cinco de la tarde del martes, cuando Ortiz se dirigía en su camión a su casa de habitación, ubicada en la comarca Las Parcelas, del municipio de San Juan del Sur, y al descender la cuesta de El Socorro --que está sobre la carretera hacia El Ostional--, los interceptaron dos camionetas: una blanca y una negra.

De acuerdo con Patricia Avendaño Bermúdez, madre del comerciante, a su hijo lo intimidaron realizándole dos disparos para “poncharle” las llantas del camión, placas RI 5336, y cuando lo neutralizaron lo bajaron y se lo llevaron con rumbo desconocido en la camioneta negra, ante la presencia de tres trabajadores que venían con él, luego de haber dejado un ganado en Nandaime.

Vehículo abandonado

En el lugar de los hechos, los secuestradores dejaron abandonada una camioneta Toyota blanca, la cual está asegurada a nombre de Gloria Nicaragua Rodríguez, y la circulación a favor de la casa distribuidora del vehículo.

La Policía detalló que en las dos camionetas se movilizaban al menos diez secuestradores, y que uno se marchó del sitio en una moto que conducía por el lugar un lugareño que está detenido en calidad de investigado.