elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Volcán San Cristóbal, el más alto de Nicaragua y ubicado en el departamento de Chinandega aún se encuentra emanando gases y cenizas desde ayer, por lo que las autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, INETER, en conjunto con el Sistema Nacional de Atención, Mitigación y Prevención de Desastres, SINAPRED, decretaron la alerta preventiva en este departamento como medida, sin pretender provocar alarma entre la población.

Guillermo González, secretario ejecutivo del SINAPRED, dijo a un medio afín al Gobierno que se han dado reportes de retumbos, salida de humo y cenizas.

"Habíamos tenido algunos reportes sobre la salida de gases y cenizas, los cuales aún estamos en proceso de verificación, sin embargo por orientaciones de del Presidente Daniel Ortega estamos pidiendo a toda la red del SINAPRED, que estemos alerta ante esa situación", expresó González.

Por su parte, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, INETER, reportó a través de un comunicado, que a partir de las seis de la tarde de ayer martes, (25 de diciembre) la actividad sísmica del volcán San Cristóbal se incrementó pero los niveles de emisión de dióxido de azufre disminuyeron con respecto a los días anteriores.

 

Agrega el comunicado que el conducto principal del volcán San Cristóbal se obstruyó lo que llevó a un aumento de presión en el sistema volcánico y que dio origen a una serie de explosiones de gases y cenizas desde las ocho de la noche de ayer martes, por lo que se mantienen en alerta ante la eventualidad del coloso.

Según INETER, los vientos trasladan el material expulsado hacia el suroeste y durante la madrugada probablemente hacia el oeste. Sin embargo, según el departamento de meteorología de esta institución, dichos vientos son relativamente lentos, motivo por el cual los gases y las cenizas caen cerca de las faldas del volcán.

Afirmó el INETER en su comunicado, que la Defensa Civil de Chinandega reporta que las cenizas y los gases del volcán se elevan hasta unos 500 metros sobre el cráter, lo que indica que son explosiones moderadas.