elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El día 25 falleció a los 85 años en esta capital, el veterano periodista y fotógrafo Fernando Aburto Martínez, quien dejó profundas huellas de su ejercicio profesional en los años 50, 60 y 70, e incluso, en los primeros años de la década de los 80. Don Fernando era tío de nuestro antiguo compañero y editor emérito de este diario, licenciado Ernesto Aburto Martínez.

Sobreviven al ilustre fallecido su hermano Octavio Aburto Martínez; sus hijos e hijas: Fernando, Marianita --conocida sicóloga infantil de Managua--, el también sicólogo terapista Antonio, y la ingeniera química Celia Aburto Chavarría. El tío Fernando, como era cariñosamente llamado entre sus sobrinos, había enviudado el 2 de septiembre recién pasado, al fallecer su esposa, doña Amada Chavarría, con la que tuvo una convivencia matrimonial que duró más de medio siglo.

La familia Aburto Chavarría invitó a sus familiares y amistades para la vela, que tuvo lugar en la Funeraria Central Reñazco, de Colonial Los Robles, la noche de este miércoles, y los funerales se llevarán a cabo hoy jueves 27 de diciembre a las 9:00 am en el cementerio Sierras de Paz, ubicado junto al camino viejo de Santo Domingo, de Galería 500 metros al sur.

Nacido el 17 de abril de 1927 en Granada, como hijo de don Lázaro Aburto López y de doña Juanita Martínez, don Fernando fue en los años 50 fotógrafo de periódicos como Flecha, de la página social de La Prensa, de Novedades y de La Prensa Gráfica, antes de incursionar en el mundo del radioperiodismo, de la mano de su amigo Francisco Rivas Quijano (“Rivitas”) en el radioperiódico “El Vértigo de la Noticia”.

Sus despachos radiofónicos por teléfono desde los hospitales y las cárceles de “El Hormiguero” en la vieja capital, y desde otras estaciones policiales de la Managua posterremoto, eran anunciados por el grito de “Rivitas” en la cabina de locución: “¡Adelante Aburto!”. Como periodista de radio, don Fernando también laboró para espacios noticiosos en Radio Mundial, Unión Radio, la 590 y la Continental, entre otros.

El desaparecido radioperiodista poseía una impresionante colección de fotografías de la vida social y urbana de Managua, en la que menudean imágenes de conocidos personajes del empresariado, la política y la sociedad en los años de su vida juvenil.

Como reportero noticioso de radios, sus singulares entrevistas a personas accidentadas, delincuentes, oficiales de policía, políticos y celebridades enredadas en escándalos, son todavía muy recordadas por veteranos colegas y cincuentones oyentes de radio.

Paz a los restos del radioperiodista Fernando Aburto Martínez, y consuelo cristiano a la familia doliente.