•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Tomado De La Nación

El regreso de miles de nicaragüenses a su país rompió el récord de movimientos migratorios para los días 22 y 23 de diciembre en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, en La Cruz, Guanacaste.

De acuerdo con datos de la Dirección de Migración y Extranjería, solo en esos dos días salieron de Costa Rica 26,409 nicaragüenses, casi un 50% más que en 2011, cuando hubo un retorno de 17,834 extranjeros a su país en esos mismos dos días.

Freddy Montero, director interino de Migración, manifestó que “nunca había habido un flujo tan alto” días antes de la Navidad.

Pero la cifra de nicaragüenses que vuelve a su tierra es mayor, pues desde el 15 de diciembre suman ya los 74,000.

El jerarca indicó que, además de las celebraciones propias de la época, una razón para tanto movimiento de personas este año se debe “a los transitorios de la Ley de Migración, que empezaron en mayo y terminaron el 17 de noviembre, y que permitieron a los nicaragüenses regularizar su situación migratoria”.

Entre los que podían poner al día su permanencia, estaban aquellos extranjeros con un arraigo no menor de cinco años, y que hayan entrado a Costa Rica siendo menores de edad, aun cuando no tuvieran documentos de su ingreso.

También se les dio el beneficio a adultos mayores y a quienes tenían vencida la visa.

Se preparan para el retorno

Las autoridades de Migración también se preparan para la retorno de nicaragüenses a suelo costarricense, lo cual ocurriría con fuerza entre el primero y el 3 de enero.

Al respecto, Montero explicó que cerca de 70 funcionarios --entre administrativos y policías de Migración, y efectivos de la Fuerza Pública y Tránsito-- están reforzando la frontera desde el sábado 15 de diciembre.

Señaló también que desde entonces mantienen abiertas las 28 ventanillas que tiene Peñas Blancas: 14 para regular el ingreso al país y 14 exclusivos para las salidas.

El promedio de atención es de 21 personas por minuto, informó la Oficina de Comunicación de Migración.

La otra época de temporada alta en la frontera norte se da en Semana Santa, días que en los últimos años han mantenido un promedio de 60,000 personas que entran y salen del país.

Más de 26,000 personas viajaron de Costa Rica a Nicaragua el fin de semana recién pasado.