•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno reactivó ayer la alerta amarilla en el Occidente de Nicaragua, por la emisión de gases y cenizas del volcán San Cristóbal, localizado en el departamento de Chinandega.

A través del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, se informó que el departamento de Chinandega está bajo alerta ante una amenaza de erupción volcánica.

Al menos 217 personas de las laderas del coloso se autoevacuaron, ante las más de 15 explosiones que comenzaron desde las 5:30 pm del martes.

El presidente ejecutivo del Sinapred, Guillermo González, explicó que la alerta amarilla en Nicaragua es un llamado a la población y a las autoridades a estar preparados ante un fenómeno de amenaza creciente.

El funcionario dijo que la alerta fue decretada como medida de prevención, sin pretender provocar alarma en la población.

Un comunicado del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, indicó que el conducto principal del volcán San Cristóbal se obstruyó, por lo que con el aumento de presión dio origen a la expulsión de gases y cenizas.

Viento a favor

La directora del Ineter, Martha Ruiz, dijo en conferencia de prensa que luego de una primera inspección técnica se confirmaron más de 15 explosiones y expulsión de gases, cenizas y arena fina en el volcán.

La columna de gases y de cenizas alcanzó los 2,500 metros de altura, aunque calificó la actividad como “un evento moderado”, sin actividad sísmica de importancia en el San Cristóbal.

Ruiz dijo que la dirección de los gases es al noreste del volcán, y que los vientos están ayudando a que no se propaguen a otros territorios, porque mantienen una velocidad de dos kilómetros por hora.

Un grupo de expertos del Ineter y de funcionarios del Sinapred fue enviado a investigar el evento, y se mantienen en monitoreo permanente. Además, realizarán estudios de las aguas cercanas a las laderas del volcán.

En tanto, el teniente coronel Néstor Solís, jefe de la Defensa Civil, manifestó en declaraciones a medios radiales, que fueron enviados cinco equipos de apoyo a la zona del volcán San Cristóbal.

Este es considerado el más activo del país, y su última actividad fue en septiembre pasado.

Vigilancia permanente

González informó que ya están al frente el Comité Departamental de Prevención de Chinandega con el afán de prevenir cualquier situación.

Además, hizo un llamado a la población chinandegana y de sus alrededores a mantener una actitud preventiva.

Por su parte, la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, hizo un llamado a la población aledaña al volcán a no resistirse a la evacuación.

Mencionó que están preparando albergues o “casas solidarias”, aunque confirmó que hay personas que se están autoevacuando.

Piden desviar vuelos

La directora del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, Martha Ruiz, confirmó que se mandó desviar los vuelos sobre la zona occidental de Nicaragua, ante la actividad del volcán San Cristóbal.

“Para las actividades aéreas se recomendó desviar las rutas de vuelo”, informó.

Hasta el momento, las cenizas han afectado las comunidades de Potosí, El Congo, Tonalá, Puerto Morazán, Jiquilillo, Monte Rosa y El Viejo. Asimismo, las condiciones del viento han favorecido que no se propague por más zonas.

De acuerdo con las autoridades del Ineter, de continuar el comportamiento del coloso, como hasta ahora, las cenizas afectarán a los municipios de El Realejo, Posoltega y Corinto.

Ejército en la zona

En un recorrido realizado por El Nuevo Diario en comunidades cercanas al coloso, miembros del comité departamental de socorro, presidido por el alcalde Indalecio Pastora López, anunciaron que se autoevacuaron 217 personas de las localidades Las Rojas, Las Banderas, Las Uvitas, Santa Úrsula y Miramar, entre otras, hacia viviendas de familiares en las comarcas La Mora, Belén y La Bolsa.

Además, miembros del Comité de Emergencia de Chichigalpa trataban de evacuar en camiones de la Defensa Civil a varias familias de las comarcas Versalles Arriba y El Pellizco hacia la escuela “Francisca González”.

“En la escuela de Belén está funcionando un puesto de mando con medicinas, alimentación y avituallamiento para posibles evacuados.

Comportamiento impredecible

David Chavarría González, técnico de Vulcanología de la Dirección de Geofísica del Ineter, aseguró que desde el 8 de septiembre del corriente año, cuando el volcán San Cristóbal registró dos explosiones y emanación de materiales, que duró una semana, mantienen un monitoreo permanente.

Por su parte, el mayor Carlos Cáceres, jefe departamental de la Defensa Civil en Chinandega, dijo que la sismicidad del coloso ha disminuido, aunque no se descarta que aumente la emanación de material durante la noche del miércoles.

El comisionado mayor José Luis Cárcamo, segundo jefe departamental de la Policía Nacional, afirmó que mantienen patrullas motorizadas y retenes en la carretera hacia Somotillo, principalmente en el tramo de las comarcas Las Grecias, donde hay mucha acumulación de ceniza, la cual afecta la visibilidad.

Instituciones se organizan

La Defensa Civil del Ejército de Nicaragua activó cinco equipos de trabajo que se desplazan en las cercanías del volcán San Cristóbal.

El jefe de la Defensa Civil, coronel Néstor Solís, indicó que hasta el momento han movilizado un total de 144 efectivos militares para realizar el trabajo de persuasión y de evacuación de las familias a los albergues.

“Realizamos una labor en conjunto con la Alcaldía, los líderes territoriales y algunos líderes religiosos, realizando un trabajo de persuasión con las familias que se encuentran en los tres kilómetros de radio cerca al volcán”, informó.

La ministra de Salud, Sonia Castro, afirmó que han dispuesto a todo el personal de salud del Occidente del país para atender la situación causada por la actividad del volcán.

En ese sentido, dijo que están preparados con material médico para hacer frente a este evento. Expresó que se evaluó el envío a sus casas de algunos pacientes en los hospitales de Chinandega para tener camas a disposición ante una situación especial.

Castro recomendó a la población proteger las fuentes de agua y los recipientes de almacenamiento para evitar que las cenizas la contaminen.

(Con Colaboración de Leonor Álvarez).