•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La cantidad de personas en los albergues afectadas por las emanaciones del volcán San Cristóbal aumentó a 507, entre evacuados y autoevacuados, y aunque la actividad del coloso volvió a la normalidad ayer, el mayor Carlos Cáceres, jefe de la Defensa Civil en Chinandega, afirmó que es probable que los desplazados regresen a sus hogares hasta la semana entrante.

Cáceres indicó que la actividad del volcán San Cristóbal aparenta haber vuelto a la normalidad, pero que no se descartan nuevas explosiones. “Está con las emanaciones de toda la vida”, dijo. Pero expresó que la disminución de la actividad no significa que el peligro haya pasado.

El jefe de la Defensa Civil en Chinandega indicó que continúan el monitoreo, y sigue el sistema de alerta temprana en varios municipios, porque no pueden confiarse.

Entre tanto, la gran cantidad de ceniza acumulada en las comunidades aledañas al volcán, está ocasionando serios problemas a los pobladores, porque los animales no pueden alimentarse, y muchos corren peligro de morir.

Marcelino Méndez, guardaparque del bosque Las Banderas, ubicado a pocos metros del cráter del San Cristóbal, dijo que debido a la enorme acumulación de ceniza en los pastizales, 16 cabezas de ganado de la hacienda Las Rojas, propiedad de Duilio Gurdián, fueron trasladadas a otra propiedad en el municipio de Chinandega.

Agregó que los pequeños ganaderos que habitan en varias comunidades afectadas, corren el peligro de que sus reses perezcan, por lo cual, consideró que el Gobierno central a través del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, debería implementa un programa de emergencia.

Expresó que las aves de corral también podrían morir, y lamentó la notoria afectación que las emanaciones han dejado en los cítricos y en los frutales, que están en etapa de floración, y cuya cosecha se perderá.

Las zonas más afectadas abarcan las comarcas Las Grecias, Mokorón, Las Grietas, Los Kilómetros, Pancasán, La Joya, Dulce Nombre de Jesús y Tonalá, entre otras.

Más de 1,000 consultas

Una fuente del Ministerio de Salud informó que han brindado más de 1,000 consultas en los dos hospitales y centros asistenciales de los municipios de Chinandega, El Viejo y Chichigalpa, la mayoría debido a problemas respiratorios, alergia y afecciones en la vista.

Funcionarios de ese Ministerio junto a brigadistas de salud visitan las comunidades afectadas, y han distribuido 10,000 volantes con las recomendaciones pertinentes, como tapar el agua, protegerse con mascarillas y con lentes, y limpiar las viviendas.

Los hospitales España y Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega, han dado de alta a pacientes con enfermedades no graves, con el fin de tener disponibles camas para personas que podrían ser afectadas por las emanaciones del coloso.

202 evacuados y 305 autoevacuados

Indalecio Pastora López, coordinador departamental del Comité de Emergencia en Chinandega, dijo que la cantidad de evacuados aumentó a 202 en los refugios de las escuelas Belén y “Francisca González”, esta última en el municipio de Chichigalpa.

Además, la cifra de autoevacuados subió a 305, provenientes de las comarcas Dulce Nombre de Jesús, Managüita, Las Uvas, Santa Úrsula y Las Rojas, entre otras.

En un recorrido realizado por El Nuevo Diario en los refugios, constatamos la atención médica, alimentaria y recreativa brindada por las autoridades de socorro.

“Tuve que salir de mi casa, en la comarca Versalles Arriba, a las 2 de la tarde del viernes… mejor estar a salvo, porque solo Dios sabe qué puede pasar con el volcán”, expresó la joven Marlene Hernández, mientras amamantaba a su pequeño hijo en el refugio de la Escuela “Francisca González”.

Otro evacuado de la comunidad El Pellizco Central, afirmó que al inicio no deseaban salir, pero tomaron conciencia de que es mejor evitar el peligro, tal como lo recomendaron oficiales de la Defensa Civil.

Un equipo integrado por varios ministerios analiza los daños que sufrieron la flora, la fauna, la ganadería y la agricultura, los cuales darán a conocer en los próximos días.

Otro día transcurre en los municipios de Chinandega, Chichigalpa y El Viejo, los más afectados por el volcán San Cristóbal, y muchos pobladores se aprestan a despedir el año con sus tradicionales festividades, aunque pendientes del comportamiento del coloso.

Pozos no están contaminados

En los pozos artesianos que abastecen de agua a las comunidades aledañas al volcán San Cristóbal no se ha encontrado contaminación por los materiales arrojados por el coloso, informó Emigdia Ferrufino, delegada departamental de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

La funcionaria explicó que han hecho una evaluación parcial, porque hasta el momento han analizado 30 de 80 pozos de las diferentes comunidades, y hasta ahora no han encontrado concentraciones de manganeso, de arsénico, de zinc ni de cobre.

Explicó que el que no hayan encontrado contaminación se debe, quizás, a que los pobladores mantienen los pozos tapados cuando hay erupciones.

Suspenden ruedas de prensa

El Gobierno decidió suspender las ruedas de prensa para informar sobre la situación del San Cristóbal, y solo se emitirán comunicados en caso de ser necesario, pero únicamente a través de los medios oficialistas, informó Rosario Murillo, primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

“Creemos que hemos entrado a una fase de relativa mejoría en el volcán San Cristóbal, con sus altos y bajos, que son propios de la actividad de ese volcán”, indicó la primera dama.

El viernes, la columna de gases y de ceniza del volcán San Cristóbal alcanzó las costas de El Salvador, pero el escenario cambió ayer.

Reportan temblores

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, reportó la ocurrencia de algunos temblores catalogados como normales, con epicentros en zonas costeras del Pacífico Sur.

La zona afectada va desde Masachapa hasta la frontera Sur con Costa Rica, donde se presentaron alrededor de cuatro temblores, con una intensidad de entre 3.0 y 4.4 grados en la escala de Richter.

Gases no se propagan

“Los gases están cayendo sobre el propio cuerpo del volcán, en dirección suroeste, como en su estado normal”, dijo el mayor Carlos Cáceres, jefe de la Defensa Civil de Chinandega.