•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio Báez, viajó a Roma el pasado miércoles para estar presente en la ceremonia de ordenación episcopal de monseñor Fortunatus Nwachukwu, designado en noviembre pasado como el nuevo Nuncio Apostólico en Nicaragua, y que será ordenado el domingo en El Vaticano.

La asistencia de Báez ya había sido anunciada por el encargado de negocios de la Santa Sede en Nicaragua, monseñor Vicenzo Turturro, durante la celebración de la misa del primero de enero.

Báez fue designado por la Conferencia Episcopal de Nicaragua para asistir a este evento en nombre de la Iglesia Católica nicaragüense, donde entregará a Nwachukwu una imagen de la patrona de Nicaragua, Nuestra Señora del Trono.

Es nigeriano

El nuevo nuncio es de origen nigeriano y nacido el 10 de mayo de 1960. Fue ordenado sacerdote en junio de 1984 y es licenciado en Teología Dogmática y en Derecho Canónico. Habla inglés, italiano, alemán, hebreo moderno, francés, español y árabe.

Ingresó en el servicio diplomático de la Santa Sede en julio de 1994, en la Oficina de Naciones Unidas e Instituciones especializadas en Ginebra, Suiza, en el Departamento de Relaciones con los Estados, de la Secretaría de Estado.

Posteriormente fue nombrado Jefe de Protocolo de la Secretaría de Estado, en El Vaticano, el 4 de septiembre de 2007.