•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una fila de más de 500 personas en la acera, bajo el inclemente sol y en una calle totalmente saturada de vehículos, mostraba el consulado de Costa Rica y sus alrededores, en el reparto Serrano, en esta capital, cuando cientos de personas tramitaban visa para regresar a sus trabajos en el vecino país, luego de pasar con sus seres queridos las fiestas navideñas y de fin de año.

Quienes hacían largas filas en las afueras del consulado, manifestaban que todo estaba transcurriendo con mucha rapidez y normalidad, además, a diferencia de otros años no hubo problemas con pagos extras ni documentación.

Taxistas molestos

Por su parte, conductores del sector selectivo (taxis) se mostraron bastante molestos por la presencia de microbuses piratas, quienes sin ningún tipo de documentación o de permiso, estaban ofreciendo viajes expresos desde el consulado tico hasta la frontera de Peñas Blancas.

Yuriel Treminio González, conductor de taxi, explicó que todos los años llegan a brindar sus servicios al lugar, pero fue en estos días que se observó a los microbuses piratas trasportar a la gente en viajes expresos, por los cuales cobran entre US$10 y US$20.

“Este problema está afectando a todos los taxistas, porque las personas ya no nos buscan para trasladarlas a la terminal del Mercado “Roberto Huembes” o al Mayoreo, ahora pagan los US$20 a esa gente que anda ilegal y las llevan hasta la frontera”, aseguró Treminio.

Expresó que hay policías por todos los alrededores, pero cuando se les informa de estas anomalías, simplemente hacen caso omiso, por otro lado, cuando estas personas son confrontadas por la ilegalidad que están cometiendo, solo dicen que “andan trasladando a sus familiares”.

Según Jairo Calero, otro taxista que esperaba trasladar usuarios, dijo que este problema se está dando desde el pasado 27 de diciembre, y las autoridades no han hecho nada contra los infractores, “ellos vienen en microbuses con placas de Estelí, de Carazo y de Managua y no les dicen nada”.

Calles atascadas

Otro problema que se observó frente al consulado de Costa Rica, fue la saturación de vehículos en la vía, debido a la obstrucción que hacían varios autos particulares y taxis a la orilla de la calle, que impedían la libre circulación.

Por otro lado, varias personas con pequeños negocios de comida también ocupaban parte de la calle y complicaban más el paso vehicular, otros puestos se han ubicado sobre el andén, provocando que los peatones tengan que caminar sobre la vía, con el consiguiente peligro de ser atropellados.

En estos días, en la zona se han hecho presentes efectivos de la Policía Nacional, para brindar protección a todas las personas que esperan a las afueras del consulado, y evitar que sean víctimas de robo por parte de antisociales.

 

"Son cinco los microbuses que llegan a piratear pasajeros para llevarlos expresamente a la frontera. ¿Quién es el que controla eso?". Yuriel Treminio González, conductor de taxi.