Francisco Mendoza S.
  •   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Trabajadores de la Empresa de Acueductos y Alcantarillados Enacal, lograron limpiar las redes de distribución de agua potable que se vieron afectadas por el derrame de aguas mieles del café, y que dejó a más de siete mil personas sin el vital líquido por más dos días.

Una comisión ambiental compuesta por el Ministerio de Salud, Marena, Alcaldía y Enacal se movilizaron para investigar de dónde se había originado el derrame de las aguas mieles que afectó a 35 barrios de la ciudad de Matagalpa que se abastecen de la cuenca del Molino Norte, llegando a la conclusión que esta se produjo en la hacienda San Luis, propiedad de la familia Solórzano.

Para los funcionarios de la empresa aguadora de Matagalpa, el 41% de la población que se abastece de la fuente Molino Norte, se vieron afectados por el derrame de las agua mieles de la pulpa de café, por lo que suspendieron la distribución del vital liquido, pero a partir de la una de la tarde de ayer sábado, esta se volvió a restablecer.

“Ya se puede consumir el agua porque hemos logrado limpiar todas las redes de distribución que abastece la Fuente Molino Norte, por lo que la gente ya puede consumir el agua sin ningún problema”, aseguró una fuente que omitió dar su nombre.

Falta conocer informe

Aunque la comisión no ha dado a conocer el informe de los resultados de la investigación, se conoció que además de las muestra que tomo el Ministerio de Salud para ver el grado de contaminación, una de las primeras medidas fue el cierre temporal del beneficio de la hacienda San Luis, hasta que se cumplan todas las medidas de mitigación para evitar otro derrame.

EL NUEVO DIARIO logró comunicarse con uno de los dueños de la hacienda San Luis, el licenciado Joaquín Solórzano, quien confirmó que efectivamente hubo un descuido del mandador de la finca al no vigilar la laguna de almacenamiento de aguas mieles y de la misma tubería y mangueras por donde pasan, lo que provocó el infiltramiento a la fuente que abastece la ciudad, aseguró.

“Estamos asumiendo con responsabilidad lo ocurrido, y tomando las medidas necesarias para resarcir el daño, pero se han unido otros factores, y es que hay gente que no piensa en el daño que se hace a los demás, han cortado las mangueras y tubos, lo que ha provocado que las guas mieles se filtren a la cuenca que abastece de agua a la ciudad, esto unido al rebalse de la laguna, pero ya estamos trabajando para tomar todas las previsiones, hasta un vigilante vamos a poner para que cuide la tubería y mangueras”, aseguró Solórzano.

Aguas mi
Derrame de aguas mieles afectó a 35 barrios matagalpinos, con una población de siete mil personas que no tuvo el vital líquido durante más dos días.