•   Diriamba, Carazo  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Zozobra, molestia y preocupación reina en muchos diriambinos, ante la eventual realización de la fiesta del Club Hípico en las instalaciones del estadio de futbol Cacique Diriangén, que hace algunos meses fue remozado luego de permanecer en estado de semiabandono.

El temor de la población radica en que, precisamente, esas reparaciones que según el alcalde, Bismarck Pérez, requirieron una inversión de C$1,200,000.00 que salieron del presupuesto propio del municipio, se ponen en riesgo.

“Te puedo decir que el ciudadano de Diriamba no apoya esta fiesta, porque implica que para resarcir los daños que se causen con ella habrá que invertir nuevamente los impuestos en nuevas reparaciones, en vez de usar ese dinero para componer calles de los barrios de la ciudad”, dijo Mario Mendieta, quien junto a un grupo de ciudadanos ha alzado la voz contra la tertulia hípica planificada para el 26 de enero.

Mendieta proporcionó a El Nuevo Diario una carta que los representantes de las pequeñas ligas de futbol diriambino dirigieron al arquitecto Marlos Torres, Director del Instituto Nicaragüense de Deportes, en la que se lee: “Estamos acudiendo a su autoridad con el fin de que intervenga para que se pueda evitar que se use el estadio Cacique Diriangén para este tipo de actividad, ya que se está anunciando como el local donde será esta fiesta que vendría a destruir lo que se ha recuperado echando al cesto de la basura la importante cantidad de dinero y trabajo que se acaba de realizar”.

Cabe destacar que, en reiteradas ocasiones, el presidente de la República, Daniel Ortega, ha sido enfático en la necesidad de proteger las instalaciones deportivas, prohibiendo que sean utilizadas para fines ajenos a las disciplinas a las que están dedicadas.

“Desde la fiesta que se hizo el año pasado, la grama no se ha repuesto, perforaron el campo para instalar las tarimas, el hielo quemó la grama, y ya ni se diga el efecto de la cerveza, el ron y las gaseosas. Además, los vestidores y otras áreas del estadio fueron usados como baños públicos”, señaló Mendieta.

Más voces

Por su parte, Edgard Tenorio, miembro de la Barra Imperial, seguidora del club de futbol Cacique Diriangén, dijo que no es justo que cuando por fin se ve decente, nuevamente el estadio sea víctima de una actividad de este tipo que hará más daño que bien, pues considera que lo que pueden cobrar por alquiler no compensa la inversión requerida para recuperar la infraestructura.

Desde el aspecto futbolístico también es importante señalar que el campeonato de Primera División inicia el 3 de febrero, y Diriangén abre en su campo, por lo tanto, se debe tomar en consideración si una semana será suficiente para acondicionar el terreno.

Alcalde: No tenemos contrato

El alcalde Bismarck Pérez dijo que este tema se va a estudiar este lunes, porque “en principio se había dicho que se tenía el compromiso para prestar el estadio para esta fiesta, y puedo decir que los miembros del Club Hípico lograron conseguir una carta del alcalde entrante, pero en realidad nadie está a favor de que haya esta fiesta”.

“En ese estadio invertimos más de un millón doscientos mil córdobas con recursos propios, y la secuela de la fiesta la pagarán los equipos de Primera División y la fanaticada, porque se invierte más de lo que ellos (los hípicos) pueden pagar”, aseveró el alcalde.

Según explicó Pérez, él ofreció a los hípicos un predio ubicado detrás del estadio para que ahí realizaran la fiesta, pero no aceptaron porque tendrían que acondicionarlo, así que volvieron a insistir en el estadio.

En cuanto a si es verdad que él tiene un contrato con el Club Hípico de Diriamba, como se especula, afirmó: “No hay ningún contrato, solo una carta de intención. No les pareció el espacio que les ofrecí ni aceptaron hacerla tipo calle cerrada porque apuestan por el estadio, sin embargo, sabemos que la población y los equipos no están de acuerdo”.