•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Excluidos del Plan de Inversiones 2013, dicen sentirse varios comerciantes del mercado de Rivas, que aseguran que los gobiernos municipales de turno nunca se han preocupado por destinar fondos considerables del presupuesto municipal, para la ejecución de obras en el que es el principal centro de compras de esta ciudad.

El comerciante Pedro Guillén, de 77 años, aseguró que ni siquiera llegaron a consultarles cuáles eran sus prioridades para incluirlas en plan de inversión, y al igual que otros le restó importancia a la inversión de los C$180,000 que destinaron para este año, la cual tiene que ver con la construcción de módulos en la zona noreste del mercado.

Humo de concinas inunda el interior de los tramos

“Aquí no hubo consulta, y la prioridad no es hacer más tramos cuando más bien se ha propuesto la no construcción de más tramos, y lo que realmente se necesita es ordenar áreas de parqueo, mejorar la red vial y ponerle fin a la humareda que salé del área de las cocinas”, señaló.

Henry Martínez Calderón, quien también tiene un tramo en la parte interna del mercado, aseguró que en 2012 habían planteado a la alcaldía parte de sus prioridades, y que lo único que cumplieron fue la fumigación, que no se hacía desde hace varios años.

“Pero nosotros pedíamos no más construcción de tramos (sino) ordenamiento del mercado dentro y fuera --porque acá hasta en moto entran a los pasillos--, y la instalación de chimeneas en las concinas para erradicar el problema del humo, pero estamos decepcionados de las autoridades”, detalló Martínez.

Los comerciantes también señalan que el pésimo estado de la red vial de la zona norte también es cosa de nunca acabar, y desde el interior de los fogones de las cocinas, las mujeres también claman por inversión.

“Todas las mejoras que hay en mi comedor es por inversión propia. Las paredes hay que estarlas pintando por el humo, y aquí pagamos mensualmente canon de arriendo, y un cobro diario que hace la alcaldía además del pago por los servicios de agua, luz y basura, pero no vemos mejoras”, señaló doña Alejandra Morales, quien posee uno de los nueve comedores.

Su colega, Juana Hurtado Guzmán, confirmó que el gran malestar de ellas es el humo que sale de los fogones y que les afecta su salud, como a los dueños de tramos de ropa, y asegura que siempre les prometen la instalación de las chimeneas, pero que nunca les cumplen.

Presupuesto de C$125 millones

Para este año, el presupuesto del plan de inversiones que se aprobó fue de C$125,244,634, y de esta cantidad solo se destinó una partida de C$180,000, ósea el 0.14% del total del presupuesto, para mejoras en el mercado.