•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Rivas era el centro de operaciones de varios grupos de presuntos narcotraficantes y “tumbadores” de drogas, de los cuales 27 fueron capturados por la Policía Nacional mediante la denominada “Operación Sur", que descabezó a seis bandas criminales.

Estos grupos, además de robar cargamentos de droga --en algunas ocasiones entre ellos mismos-- se dedicaban a vender cargamentos a narcotraficantes de distintas nacionalidades, y secuestrar a miembros de agrupaciones rivales.

Así lo refiere en una de sus partes medulares, la extensa acusación de 40 folios que presentó la Fiscalía contra 27 de los 46 acusados de transporte internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado.

De acuerdo con la acusación presentada ante el Juzgado Sexto de Distrito Penal de Audiencias de la capital, uno de los grupos era jefeado por Franklin Torres Bejarano, alias “La Pájara", quien desde el año 2004 era el contacto de distintos grupos que se dedican a asegurar servicios de transporte, almacenamiento, aprovisionamiento de medios, y facilitación de propiedades al narcotráfico internacional.

El grupo de "La Pájara" tenía como segundo al mando a José Gregorio Canales, apodado "Goyo", quien se encargaba de hacer la entrega de cargamentos de droga en la carretera Masaya-Granada, a furgoneros que a su vez la transportaban a Honduras y Guatemala.

En el transcurso de las investigaciones, que iniciaron en el año 2004, la Policía descubrió un segundo grupo de presuntos narcotraficantes y “tumbadores”, jefeado por los hermanos Mauro, Efrén y Juan Bautista Vega, quienes también tenían como centro de operaciones el sureño departamento de Rivas.

Este grupo se dedicaba a vender cargamentos de droga robada a narcotraficantes mexicanos, según la acusación, y fue el que robó un cargamento de 536 kilos de cocaína cubiertos con zacate, que era transportado en carretas en el sector de la comunidad Sota Caballo, jurisdicción de Cárdenas, Rivas.

Como parte de la llamada "Operación Sur", la Policía también detectó al grupo jefeado por Anselmo Duarte Martínez, cuya acción principal era el robo de cargamentos de droga a quienes trataban de pasarla por las comunidades San Jerónimo y Pueblo Nuevo, jurisdicción de San Juan del Sur.

A este grupo de presuntos criminales le atribuyen el haberse auto-robado el año pasado 500 kilos de cocaína que transportaban vía acuática de Costa Rica al Golfo de Fonseca y que sería entregado a narcotraficantes salvadoreños.

Un cuarto grupo es el jefeado por Evert Vílchez Dinarte, alias "El Ronco", quien también se dedicaba a “tumbar” cargamentos de droga que luego vendía a bajo precio a narcotraficantes mexicanos, refiere la acusación del Ministerio Público.

La quinta agrupación desarticulada en la "Operación Sur" es la denominada "Los Canda", originarios de Managua y quienes tienen como cabecilla a José Canda Torrente, quien participó de manera directa en el secuestro de Rodolfo Espinoza Bermúdez y Bruno Ortiz Bermúdez, en venganza por el robo de un cargamento de cocaína.

Para que Ortiz Bermúdez fuera liberado, su mamá Patricia Avendaño Bermúdez pagó con droga a sus captores, según refiere la extensa acusación del Ministerio Público.

Los Canda también hacían las veces de testaferros, comprando valiosos negocios en el Mercado Oriental, como tramos ferreteros, abarroterías y negocios de ropa usada.

 

Mayoría de detenidos son de Rivas

De los 27 detenidos en la "Operación Sur", 18 son del departamento de Rivas, quienes integraban distintos grupos delictivos, según la acusación de 40 folios que presentó el Ministerio Público.

José Canda Torrente, uno de los acusados, también tiene pendientes órdenes de captura del Juzgado Sexto de Distrito Penal de Audiencias de la capital, por los crímenes perpetrados contra Thomas Ríos Roa y Marlon Ríos Herrera.

De los 27 acusados presentados anoche ante la jueza Gertrudis Arias, solo hay una mujer, Ana Julia Canda Torrente, quien presuntamente hacía las veces de testaferro en los negocios comprados en el Mercado Oriental.