•   Condega, Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los pobladores de ocho barrios de la zona noreste de Condega sufrieron un corte de energía de más de 20 horas, luego que un poste de madera que sostenía cables de electricidad, se desplomara porque su base estaba podrida.

El poste que también sostenía un transformador de energía eléctrica, quedó justo al frente un inmueble donde funciona un establecimiento comercial, causando nerviosismo entre las personas que se encontraban en el sitio.

Los trabajadores, clientes y vecinos del lugar escucharon un estruendo la tarde del viernes y cuando se salieron a las puertas de sus inmuebles observaron cables de alta tensión, de telefonía y de televisión en el suelo.

Félix Centeno, un ciudadano que pasaba por la calle cuando cayó el poste, dijo que pensó que iba a morir cuando escuchó el espantoso estruendo. El señor Ramiro García, de 80 años de edad, aseguró que los postes de madera que sostienen el tendido eléctrico en Condega fueron instalados hace más de cinco décadas, por lo que considera ya se les acabó su vida útil.

Otro habitante, Pablo Castillo Carrasco, aseguró que no es la primera vez que ocurre algo similar en la ciudad y advirtió que hay otros postes del tendido eléctrico en malas condiciones.

Todos los entrevistados coincidieron en hacer un llamado de advertencia a las autoridades de la empresa distribuidora de energía Gas Natural para que inicie el reemplazo de los postes de madera por postes de concreto, como lo ha hecho en la ciudad de Estelí, pues los postes en mal estado significan un peligro para la población, debido a que estos ya dieron su vida útil.

Servicio restablecido
Para restablecer el servicio de energía, las cuadrillas de trabajadores de emergencia laboraron más de veinte horas y fue hasta ayer sábado cuando se restableció el servicio en los sectores afectados.