•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El 61.8% de los nicaragüenses no reciben con regularidad el servicio de agua potable en sus hogares, ya que falta a diario o de forma ocasional, revelan los resultados de la última encuesta de M&R Consultores realizada a nivel nacional, entre el 17 y 28 de diciembre de 2012.

La encuesta, correspondiente al Sistema de Monitoreo de la Opinión Pública de M&R, indica que el 24.9% de la población tiene problemas de abastecimiento del vital líquido a diario; un 29.3% a veces, un 4.8% semanal y un 2.8% tres días a la semana; frente a un 25.4% que tienen agua ininterrumpidamente. Por otra parte, 12.9% no tiene acceso a agua potable.

Realizada a una muestra de 1,600 personas mayores de 16 años, la encuesta tiene un margen de error de +/-2.5% y un nivel de confianza de 95%, y fue efectuada a través de entrevistas cara a cara, seleccionándose los hogares de forma aleatoria.

En el centro del país es donde más se va el agua a diario; le siguen Zelaya Central y la zona suroriental. A su vez, el Caribe es la zona geográfica donde se reportan los mayores porcentajes de encuestados que no tienen agua potable.

En la capital, Managua, cinco de cada diez pobladores (51.9%) enfrenta problemas en el abastecimiento del agua potable, ya sea a diario, semanal o en ocasiones. Sin embargo, el problema parece ser más grave en la región Suroriente, donde el 86% de los encuestados aseguró padecer del acceso regular al servicio de agua potable en sus hogares.

Mayoría recibe incompletas las medicinas

De acuerdo con la encuesta, la mayoría de la población acude al servicio de salud público cuando necesita tratarse una dolencia (64.1%), de estos el 48.7% va al centro de salud y el 15.4% al hospital público. El 19.3% acude al servicio privado y el 16.1% a las clínicas previsionales.

A la pregunta: “Cuando pasa consulta en el hospital público o en el centro de salud, ¿cómo hace para obtener las medicinas?”, el 64.4% respondió que les dan algunas, el 22.3% dijo que las recibía todas gratis, y el 13.3% que las compra.

En el centro del país fue donde más encuestados (34.4%) respondieron que reciben los medicamentos gratuitos; en Zelaya Central (73.8%) fue donde más dijeron que “les dan algunos”, y en suroriente (17.5%) fue donde más expresaron que las deben comprar.

El 32.1% dijo sentir alguna satisfacción por la atención recibida en los centros de salud y en los hospitales públicos, el 25.1% mucha, y el 11.9% poca. El 30.5% no supo o no quiso responder.

Trabajo vs estudios

Cuando se les preguntó si alguien de su núcleo familiar había dejado de estudiar por trabajar, el 60.1% respondió que no y el 39.9% que sí.

La mayoría de los que respondieron afirmativamente son del norte (49.5%), luego le siguen los pobladores de la zona suroriental (45.2%) y los del Atlántico (38.3%).

Las mujeres son las que más se ven en la necesidad de abandonar sus estudios para trabajar. Por grupo generacional, son los jóvenes adultos (de 25 a 44 años) los que dejan de estudiar para laborar.

Distribución desigual

Los pobladores del Centro del país son los que registran el índice mayor de entrega de medicinas gratuitas (34.4%), mientras Zelaya Central, el menor (9.8%).