•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al menos 15 mil cilindros de gas fueron revisados por inspectores del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, el año pasado durante 23 inspecciones a las plantas de envasado, aseguró el ingeniero Onasis Delgado, Director de Hidrocarburos de la entidad.

Aunque no ha recibido el reporte final de incendios o fugas de gas del año pasado por parte de los bomberos, Delgado insistió en que la mayoría de los siniestros por escapes de gas se deben a falta de mantenimiento de las cocinas en los hogares, y no a daños en los tanques o sus accesorios.

Dijo que la dependencia estatal mantiene como política el control de las empresas gaseras, no así a los clientes de estas, como vendedoras de comida en los mercados, quienes deben ser capacitadas por los proveedores.

Guía instructiva de seguridad para tanques de gas

Las inspecciones a los puestos de distribución –mil 200 el año pasado-, incluyen detalles mínimos como la pintura, abolladuras y pruebas de presión a los cilindros.

En relación a la distribución a través de motocicletas, Delgado dijo que es una alternativa para bajar el precio al consumidor. “Lo ideal sería un transporte de cuatro ruedas; sin embargo, hay que tomar en cuenta que el choque de una motocicleta no significa que un tanque vaya a explotar porque se necesita que haya calor”. Una fuga (de gas) no lleva a una explosión, tiene que haber fuego o una fuente de calor”, insistió.

Abordado sobre la disposición de que las empresas gaseras acepten cilindros de otra, dijo que no ha habido mayores contratiempos porque los inspectores del INE están presentes cuando se da el intercambio.

“El año pasado se intercambiaron nueve mil cilindros y nosotros estuvimos presentes”, dijo Delgado.

Por su parte, Julio Pérez, auditor de Seguridad Industrial de la empresa Tropigas, sostuvo que esta mantiene en capacitación constante a su personal, así como a distribuidores mayoristas de su marca.

La empresa que domina más del 60% del mercado nacional de gas, cuenta con más de cinco mil puestos a escala nacional.

 

Capacitadas

Jamileth Castellón, dueña de una comidería en el mercado “Roberto Huembes“, sostuvo que ha recibido capacitación y ahora le da mantenimiento a sus cocinas. “Cada tres meses reviso las tuberías de las cocinas y los reguladores”, dijo.

Otra comidera, Sayda Pérez, dijo que la Intendencia del mercado periódicamente las capacita para que sepan actuar al momento de una fuga de gas o un conato de incendio.

La mayoría de los puestos de comida del “Roberto Huembes” son abastecidos por una pequeña distribuidora de Petrogas que funciona en el mismo mercado, y es operada por Denis Torres.

Sharon Alizaga, copropietaria de la agencia, sostuvo que el negocio pone en práctica las medidas de seguridad que dictan los especialistas.

Una de ellas señala que no debe haber aglomeración de tanques llenos por lo que solo mantienen 10 en el tramo, el resto está embodegado en una casa cercana al mercado.

También mantienen tres extintores para incendios debidamente revisados, y los tanques son colocados en hileras a prudente distancia de cualquier fuente de calor.

Según Alizaga, ellos recuerdan siempre a sus clientes las medidas preventivas, “pero muchas veces la gente no entiende… hasta que suceden los accidentes”.