•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Entre 40 y 50 toneladas de desechos tóxicos, entre herbicidas y plaguicidas, son recolectados anualmente en algunas de las zonas agrícolas del país para exportarlos a China como material reciclable, según informó el ingeniero John José Fong, secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agropecuarios, Anifoda.

Anifoda se encarga del acopio del material que es utilizado como materia de palos de escoba, postes para fincas, producción de energía, tubos, entre otros artículos excepto juguetes para niños, detalló Fong.

Explicó que el acopio es parte del programa Campo Limpio que impulsa Anifoda y que, de momento, se está implementando con productores de arroz, maní y azúcar.

Mediante Campo Limpio se proponen recolectar la mayor cantidad posible de envases tóxicos. De esta manera Fong comenta que se cuida a los habitantes de las zonas productivas que al encontrarse esos envases contaminantes podrían utilizarlos poniendo en riesgo su salud.

Apuntó que los envases de plaguicidas vacíos los acopian, siempre y cuando los productores y empresas realicen el triple lavado y los perforen para que nadie los pueda utilizar. La recolección incluye las diversas presentaciones hasta barriles de 200 litros.

Proyecto desde 2008

La recolección de los desechos tóxicos inició desde el 2008 y a la fecha existen tres bodegas dedicadas a su acopio. Una está ubicada en la carretera El Viejo-Chinandega, la segunda en Tipitapa y en septiembre de 2009 se inauguró el Centro de Acopio Cuenta Reto del Milenio localizado en la ciudad de León.

 

Experiencia del ingenio de Rivas

En el departamento de Rivas la empresa azucarera, Casur, propietaria del Ingenio Benjamín Zeledón ubicada en Potosí, forma parte del programa Campo Limpio y durante el 2012 lograron entregar a Anifoda 1,820 kilos de envases que contenían herbicidas y pesticidas que utilizan para el control de maleza y plagas en las más de nueve mil manzanas de cultivo de caña de azúcar.

La ingeniera Elsa Flores, responsable de Gestión Ambiental de Casur, aseguró que también recolectan en una bodega segura y bajo estricta vigilancia.