•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

William Amaya acostumbraba caminar cada noche por las playas de la comunidad Venecia, en la Reserva Natural Estero Padre Ramos, en Chinandega, buscando nidos de tortuga carey para sacar los huevos y venderlos en el mercado local. Amaya era de los mejores careyeros, como llaman a los que se dedican a esa actividad.

El año pasado se convirtió en el careyero de la temporada, pero no por ser el que más huevos extrajo de los nidos, sino porque protegió más nidos de tortugas que sus pares. Fue, digamos, el Messi de su equipo, el goleador por excelencia.

En la Copa Carey

Durante la temporada de anidación (abril-agosto), Amaya fue pieza fundamental en el equipo Reserva Natural Estero Padre Ramos, que participó entonces en la Copa Carey 2012, primer evento de esa naturaleza en el continente.

En la Copa Carey 2012 participaron dos equipos: la Reserva Natural Estero Padre Ramos y la Reserva de Biosfera Bahía de Jiquilisco, los dos principales lugares de anidación de la tortuga carey en el Pacífico oriental de América, donde se concentra el 80% de estos reptiles.

La competencia estaba determinada por la cantidad de tortuguillos liberados, nidos protegidos, salidas de hembras y participación de careyeros.

Tras varios meses de intenso trabajo, noches de desvelo resguardando los nidos, colocando chapas de acero con un código a las tortugas e identificando a las hembras, una funcionaria de la Iniciativa Carey del Pacífico Oriental (Icapo), quien fungió como árbitro, dio por ganador al equipo nicaragüense, por 14 "goles" más que el salvadoreño.

En total, ambos equipos protegieron 434 nidos, hubo 491 salidas de hembras, participaron 202 careyeros, y se liberó a 42,020 tortuguillos.

¿Qué es la Copa?

La Copa Carey es una iniciativa de diversas instituciones públicas y privadas que buscan evitar la extinción de esta especie. Desde hace tres años el Marena, Flora y Fauna Internacional, Amigos de la Tierra, la Alcaldía de El Viejo, la Fundación Líder, Job Job y los hoteles Yooth Ranch y Montis Surf ejecutan el Proyecto de Conservación de la Tortuga Carey.

El biólogo marino José Urteaga, coordinador de programas de Flora y Fauna Internacional, explicó que el programa contempla una serie de incentivos para los careyeros, quienes como William Amaya, ahora se dedican a identificar los nidos.

Cambio de realidad

“Juntamos recursos de la cooperación y los compensamos económicamente. A veces reciben alimentos, en este programa reciben efectivo que está asociado a la conservación. Ellos dan información sobre dónde está la tortuga, y están reportando un ingreso mayor que el que obtienen por la venta de los huevos”.

Según Urteaga, en 2010 el 99% de los nidos eran extraídos para venderlos, hoy el 95% están protegidos.

Las cinco comunidades de Padre Ramos trabajan en pro de la preservación. Marlon Amaya se dedica al patrullaje. El trabajo, dice, es sencillo. "Por la noche se sale a marcar las tortugas con chapas de acero que llevan un código. Llevamos un control de cuántas veces salen", cuenta.

 

Único en el Pacífico

La Reserva Natural Estero Padre Ramos es el principal punto de anidación de tortugas carey en el Pacífico oriental del continente americano.

 

En peligro crítico de extinción

Antes de 2012 se pensaba que solo había tortugas de esta especie en el Caribe; sin embargo, tras muchos estudios científicos se concluyó que sí hay tortugas carey en el Pacífico oriental, determinándose que el sitio más importante en todo el continente para la anidación de la tortuga carey está localizado en nuestro país, en el Estero Padre Ramos.

Actualmente las tortugas carey se encuentran en peligro crítico de extinción. Ese es el último paso antes de que se extingan de la naturaleza.