•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las excavaciones realizadas a lo largo de siete kilómetros en el río Malacatoya, para aumentar su profundidad y lograr que el caudal --que proviene del lago Cocibolca-- fluya con facilidad hacia las plantaciones de arroz de algunos agricultores, está dificultando el cruce de los pobladores, sobre todo a los habitantes de El Tabacal, según señalaron dirigentes comunitarios.

Silvio Jaime López, líder de la comunidad, expuso que diariamente unas mil personas deben cruzar el río para realizar distintas actividades, sin embargo ya no logran hacerlo a pie como antes, sino que se ven obligados a pagar entre C$2 y C$10, que cobran los botecitos por realizar el cruce.

“Nosotros no estamos en contra de que draguen el río, estamos de acuerdo porque sabemos que (los arroceros) necesitan el agua, pero queremos que nos garanticen el derecho de movilizarnos al otro lado", expresó López, inquieto porque incluso los alimentos se cotizan más caros en esta comarca, cuya población es de 20 mil habitantes.

“Los que sufrimos somos nosotros, ni ellos ni las autoridades del Gobierno conocen nuestro sacrificio; esta situación también nos deja expuestos a inundaciones durante el invierno. De por sí Malacatoya ya es vulnerable a desastres naturales", enfatizó el poblador Freddy Ramírez.

Marena no se pronuncia

El también dirigente comunitario Edward Manzanares reclamó beligerancia en la defensa del río, a la delegada departamental del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Ligia Flores Castillo.

“Le preguntamos qué estaba haciendo sobre este dragado a conveniencia de los grandes arroceros, y ella respondió que las asociaciones de pobladores no existen en este Gobierno… desde el 2009 ya no entran por aquí los buses que venían de Chontales, ahí venía gran cantidad de alimentos que movía nuestra pequeña economía, también venía ganado, nada de eso hay ahora", lamentó Manzanares.

El Nuevo Diario se comunicó el jueves vía telefónica con la delegada del Marena, Ligia Flores Castillo, para conocer su reacción al respecto, pero ella solo respondió que no tenía tiempo de atendernos, que quizás hasta la próxima semana.

 

Puente en promesa

Malacatoya --según comunitarios-- suma cuatro años esperando la construcción de un pequeño puente que les facilite el cruce del río. La obra sería financiada por los empresarios del arroz, pero no se conocen planes concretos de su ejecución.