•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El próximo 31 de enero los diferentes sindicatos de trabajadores presentarán ante la Asamblea Nacional el proyecto que consensuaron sobre la reforma a la Ley del Seguro Social. Entre las demandas estipuladas está la no duplicidad de las semanas de cotizaciones, formalizar a los sectores que aún no gozan del beneficio social, mantener la edad de jubilación, y, principalmente, que el gobierno honre su deuda con el INSS.

Los sindicalistas aducen que ya cuentan con más de 10,000 firmas para respaldar el proyecto de ley en cuya elaboración participaron seis sindicatos de diversos sectores como construcción y zonas francas, entre otros.

Para la elaboración del proyecto se tomaron en cuenta 57 leyes y decretos, 400 resoluciones y 14 acuerdos expedidos por el INSS, incluso se plantea que hay 25 problemas vitales en el actual sistema de seguridad social.

Amplia consulta

José Espinoza, miembro del Consejo Nacional de Trabajadores, precisó que se tiene que hacer una amplia consulta al respecto antes de reformar totalmente la ley.

“Hay que destacar aspectos interesantes para que la gente vea el alcance. Por ejemplo, que el ejecutivo no tenga que nombrar al presidente o a la Junta Directiva del Seguro Social, que sea la Asamblea Nacional, y que a los jóvenes desde que estén en primaria se les dote de un número de seguridad social”, resaltó Espinoza.

También precisó que se debe hacer un esfuerzo para ampliar la base de cotizantes y que se le pague al INSS lo que se le debe para que no se hable de quiebra.

“El drama es que los gobiernos --no solo este-- agarran al Seguro Social como caja chica para sacarle, y además el FMI no debería meterse”, refirió Espinoza.

 

Reducir gastos administrativos

Luis Barbosa, Secretario General de la Central Sandinista de Trabajadores “José Benito Escobar”, señaló que otro de los problemas críticos que enfrenta el Seguro Social son los altos gastos administrativos, que actualmente representan el 10%, y que debería trabajar de forma paulatina en reducirlo al 6%.

Agregó que ampliar el número de asegurados es importante, y hay que tomar en cuenta a sectores como el de transporte urbano colectivo y el selectivo, además, el de mototaxis o los cobradores a domicilio, que no cotizan por el tipo de actividad que realizan.

Mientras tanto, Nilo Salazar, Secretario General del Sindicato de Carpinteros, Albañiles, Armadores y Similares, SCAAS, indicó que otro sector vital para capitalizar al INSS son los y las comerciantes.

Salazar consideró que los representantes de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, en Nicaragua, deberían ser intermediarios entre las tres partes que discutirán el tema, pues manejan la política de la seguridad social.

 

"El drama es que los gobiernos --no solo este-- agarran al Seguro Social como caja chica..."

José Espinoza Navas
Sindicalista