•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La capital se tiñó de sangre este fin de semana, con la muerte de tres personas en circunstancias diferentes y en distintos lugares, víctimas de la delincuencia armada.

El primero de los casos fue el de Antonio Medal Ayerdis, de 39 años, que al mejor estilo del sicariato fue ejecutado de un balazo que le perforó el ojo izquierdo. El hecho de sangre fue cometido por dos desconocidos que se movilizaban en una motocicleta la noche del pasado sábado, en una de las calles del barrio Villa Flor Norte.

Medal habitaba en el barrio Villa Venezuela, y según Irza Ayerdis, de 51 años, prima del fallecido, su pariente se dirigía a bordo de su bicicleta a visitar a un tío en el barrio Primero de Mayo, pero en el trayecto se detuvo a tomarse una gaseosa en una pulpería de Villa Flor Norte, cuando de pronto pasaron los sujetos y lo mataron sin mediar palabra y huyeron.

“Él no tenía enemigos, no era vago, trabajaba en una pizzería y no sabemos por qué lo mataron”, dijo Ayerdis, mientras el teniente William García, jefe de Auxilio Judicial del Distrito Siete de Policía, aseveró que están investigando cuál fue el móvil del hecho.

Disparo a quemarropa

En otro caso, a las cuatro de la madrugada de ayer se rindió a la muerte Alexander Benjamín Tercero, de 33 años, en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, luego de recibir un balazo en el abdomen por parte de su vecino Francisco Javier Zamora Martínez, de 26 años, en el barrio “Rubén Darío”.

Felipe Roberto Tercero, de 36 años, hermano del fallecido, relató que el hecho ocurrió a las 9:00 p.m. del pasado sábado, cuando su pariente se dirigía a su casa de habitación, en el mismo barrio, luego de que visitara la casa de su mamá. “Mi hermano iba en una bicicleta y el hombre (el homicida) le salió al paso realizándole tres disparos, pero solo uno certero le impactó. Lo llevé al hospital, pero murió”, dijo Tercero. Mientras, el victimario se dio a la fuga y aún no ha sido capturado.

Discusión de tragos termina en muerte

El tercer caso fue el del joven Adonis Martín Iglesias Mendoza, de 22 años, quien perdió la vida luego de que Erick Antonio Delgado Pichardo, de 44 años, le asestó una puñalada en la tetilla izquierda. Ambos sujetos estaban ingiriendo licor en la pulpería “María”, ubicada de la empresa Sandak del mercado “Iván Montenegro”, dos cuadras al este y dos cuadras al lago, en el barrio Américas Tres.

“En días anteriores la víctima había invitado a beber al victimario, pero ayer (el sábado) el victimario quería que lo volvieran a invitar, por lo que el fallecido se rehusó y comenzaron a discutir. Delgado Pichardo sacó un puñal y lo mató, pero ya lo tenemos detenido”, explicó el teniente García.