•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El choque de las placas Coco y Caribe, causado por procesos tectónicos, fue lo que provocó la tarde del domingo un sismo de 4.8 grados en la escala abierta de Richter, el cual fue sentido en León, en Chinandega y en Managua.

El movimiento telúrico aconteció a la 1:10 p.m. y tuvo su epicentro en el Océano Pacífico frente al Volcán Cosigüina, en el occidental departamento de Chinandega.

El sismo --sentido en algunos sectores de la capital, pero no provocó ni daños ni víctimas-- tuvo una profundidad de 36 kilómetros, según el comunicado del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter.

Los sismógrafos del Ineter registraron otro sismo de 3.7 grados en la escala abierta de Richter, a las 2:38 p.m., en las costas del Pacífico de Costa Rica, aunque este último no fue percibido por la población nicaragüense.

Mientras que el Observatorio Ambiental de El Salvador reportó la tarde del domingo otro movimiento sísmico de 5.5 en la escala abierta de Richter, a 30 kilómetros de profundidad en el Océano Pacífico.

De acuerdo con el informe oficial, el temblor que tuvo su epicentro frente a San Miguel, 140 kilómetros al sureste de la capital, fue sentido en San Salvador, pero no causó daños ni víctimas.

El temblor acontecido en El Salvador y el ocurrido en Nicaragua están relacionados con un choque de las placas continentales Coco y Caribe, y ambos se produjeron a la misma hora, 1:10 p.m., según los reportes oficiales.

Nicaragua, al igual que otros países de Centroamérica, tiene una larga historia de terremotos, de los cuales el más recordado y el más doloroso fue el acontecido la madrugada del 23 de diciembre de 1972, que destruyó la capital por segunda vez en el siglo pasado. El primero fue el 31 de marzo de 1931.