•  |
  •  |
  • END

Los hechos violentos acaecido el sábado en León, donde orteguistas agredieron a quienes intentaron realizar una marcha cívica, es una invitación del presidente Daniel Ortega a una guerra civil, aseguran miembros del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, quienes consideraron un grave precedente que diputados, alcaldes y hasta candidatos del partido sandinista actuaran de manera “descarada” incitando a las turbas.

“A eso se le denomina apología del delito. Y lo más grave es que ocurrió bajo la actuación de funcionarios públicos como el diputado Filiberto Rodríguez; el alcalde de Telica, Humberto Espinoza, y el candidato Manuel Calderón. Todos del partido rojinegro. Fueron los principales instigadores”, señaló indignada Sofía Montenegro, una de las dirigentes del MAM.

Ella, como parte de las personas afectadas que pretendían formar parte de la marcha convocada por la Coalición Democrática de Occidente, la Unión Ciudadana por la Democracia y la Coordinadora Civil, indicó que la situación tiene en peligro todos los derechos de los nicaragüenses, como a la libertad de organización y de expresión, a la movilización y a la vida.


“Partido de cobardes”

“Esto no es de ahorita contra el MAM. Sólo un gobierno cobarde, funcionarios de un Estado cobarde y un partido cobarde pueden desatar la cacería contra un grupo de mujeres. Si aún hay hombres en el Frente Sandinistas, espero que se rebelen contra la política pandillera, abusiva, totalitaria y autoritaria que pone en serio riesgo la estabilidad del país”, dijo Montenegro, quien convocó a crearse un frente común cívico de repudio contra estas actitudes del gobierno que denominó perseguidor de mujeres, apaleador de mujeres y violador de mujeres.

“Estamos llamados en un momento histórico para hacernos sentir con un voto castigo y de repudio. Si bien es claro que la mayoría de nosotras no tenemos claro un candidato, por lo menos estamos seguras contra quien vamos a votar”.

Señaló que hoy Rosario Murillo, pareja del mandatario Ortega, tiene una supuesta gran asamblea de mujeres, como parte de su estrategia de intentos por deslegitimar y desconocer la lucha histórica del MAM.

Azálea Solís, también representante del MAM, presentó uno de los volantes desplegados por los Consejos del Poder Ciudadano progubernamental, donde estos hicieron el llamado a los miembros del partido orteguista, a combatientes históricos, desmovilizados del Ejército, cumplidores por la “paz”, el Movimiento Comunal, la asociación de mujeres “Luisa Amanda Espinoza” y la juventud sandinista, para realizar una acción “revolucionaria” de repudio contra quienes quieren “destruir la democracia, el Estado de Derecho y la gobernabilidad del país”.


“Asociación para delinquir”

“Esta es prueba de un delito, de la asociación para delinquir, así que a las autoridades correspondientes que investiguen y hagan cumplir las leyes ante un delito públicamente divulgado”, dijo Solís.

María Castillo, del Movimiento de Mujeres de Chinandega, indicó que al bus en que viajaban le impidieron la pasada con delincuentes encapuchados que las bajaron del vehículo y hasta las amenazaron poniéndoles los morteros en la cara, con policías como espectadores.

“Eso no es el proceder de personas concientes de que este país es libre, de que no todos estamos obligadas a ser danielistas. Nosotras tenemos libre pensamiento y derecho a opinar. Nunca pensé que entrenaran a personas para que actuaran como animales salvajes. Actitudes de personas enfermas, mientras tanto el gobierno pone a gente cantar cuando en realidad lo que siembran es el odio”, señaló la señora Castillo.

Finalmente las mujeres agradecieron públicamente a las familias leonesas que dieron refugio a diversos participantes de las organizaciones democráticas que quedaron atrapados en la ciudad, mientras las turbas los buscaban para agredirlos.

Las representantes del MAM consideraron que esto demuestra que hay un repudio contra el orteguismo, callado pero fuerte, y que cada día crece más.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus