•  |
  •  |
  • END

Defensa Civil del Ejército de Nicaragua reportó que las lluvias que cayeron ayer sobre la ciudad de Managua provocaron una serie de incidencias entre las que se cuentan una persona rescatada con vida, cuando era arrastrada por la corriente de un cauce en el barrio “Jonathan González”, y 32 personas asistidas en el barrio “Edgar Lang”, donde sus casas se inundaron.

De acuerdo con la información proporcionada por Defensa Civil, con la lluvia de ayer fueron ubicados diez puntos críticos en la capital, entre ellos el barrio “Pedro Joaquín Chamorro”, Tierra Prometida, Villa Fontana, en el sector del Club Terraza, el sector del cauce Los Quinchos, Barrio Riguero, sector de La Racachaca, cercanías del Hotel Ticomo y barrio “Edgar Lang”.


Vías destrozadas
Algunos cauces como el que cruza el sector de El Edén y Larreynaga rebasaron su capacidad y el agua se adueñó de las calles, en otros sitios fue evidente el deterioro provocado por la lluvia que levantó y arrastró adoquines dejando las vías destrozadas.

En el sector del hospital “Manolo Morales” se formó una especie de remolino que obligó a muchos conductores a subir en el boulevard y aceras para no quedarse varados en medio de la fuerte corriente.

Carazo inundado
Pese a que la dirección de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) explicó que las lluvias a darse durante el fin de semana serían chubascos de ligeros a moderados, estos al parecer se ensañaron con Carazo donde se reportaron 42 casas y una escuela inundada, calles partidas y un sinnúmero de árboles caídos.

En menos de un mes las lluvias han provocado fuertes inundaciones en Diriamba y La Conquista, y este fin de semana los afectados fueron los pobladores del barrio Finlandia, en el municipio de Santa Teresa.

Las salas de las casas parecían lagunas improvisadas. Don José Benavides comentó que “núnca había sucedido esto” y que al momento de la lluvia, “las casas, más que hogares parecían barquitos”.

Otros afectados como la señora Mayra Fariña Correa dijeron que las aguas que inundaron sus viviendas fueron las que rebasaron el cauce ubicado en el kilómetro 52.

Tres horas de lluvia
Iván Dinarte, funcionario de la comuna tereseña expresó que las afectaciones en esa localidad fueron provocadas por el torrencial aguacero que duró más de tres horas.

“El agua del sector “Luis Vanegas” dañó primero los tragantes que no dieron abasto a la cantidad de agua que les llegó, provocando el desborde y las inundación en este sector. Lo que terminó partiendo las calles recién construidas”

“Vamos a solicitar al gobierno central nos dé presupuesto de Calles para el Pueblo para la reparación de esta vía que fue destruida por las corrientes¨, exteriorizó el ingeniero Cristóbal Conrado, alcalde de este municipio.

Puente La Paz, rebasado
En el kilómetro 54 de la carretera Jinotepe hacia La Paz, debido a las violentas
corrientes que bajaban de Santa Teresa, el puente fue rebasado y las aguas arrastraron árboles, cables del tendido eléctrico y todo lo que encontraban a su paso.

En el lugar de los acontecimientos sólo se presentaron autoridades municipales, bomberos y la Policía Nacional, mientras que Defensa Civil y otras instituciones relacionadas, como se dice popularmente, “brillaron por su ausencia”.