•  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega ordenó mediante un decreto, que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) asuma el pago de pensiones a desmovilizados y familiares de víctimas de guerra del extinto Ministerio del Interior (MINT).

La disposición del Poder Ejecutivo se dio el viernes 22 de agosto del corriente año en La Gaceta, Diario Oficial número 162, bajo el decreto número 38A-2008.

Tras considerar que el Estado consigna en el artículo 56 de la Constitución Política de Nicaragua, la atención especial en todos sus programas a los discapacitados y familiares de caídos y víctimas de guerra, Ortega decretó que las pensiones de discapacitados de guerra y miembros del Ministerio del Interior, hoy Ministerio de Gobernación, “pasarán a ser pagadas por el INSS”.

La Casa Paga…
“Las pensiones de discapacitados de guerra, miembros del MINT, hoy Ministerio de Gobernación, que fueron afectados por el período del Uno de enero de 1980 hasta el 27 de junio de 1990, y que están siendo pagadas por el Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano (ISSDHU) pasarán a ser pagadas por el INSS, en los montos y condiciones establecidas por la ley número 119 (Ley que Concede Beneficios a las Víctimas de Guerra) y el Decreto 4-91 y sus reformas”, dice el artículo uno del decreto.

El ISSDHU es la institución encargada de administrar el régimen especial de seguridad social y desarrollo humano de los miembros del Ministerio de Gobernación, y que garantiza las pensiones futuras y bienestar de sus miembros desde 1982.

Su consejo directivo lo preside la primera comisionada Aminta Granera y lo integran miembros de la jefatura de la Policía Nacional, Migración, Sistema Penitenciario, Bomberos, y el presidente ejecutivo del INSS, Roberto López Gómez.

Pensiones revalorizadas…
De acuerdo con el decreto presidencial, las pensiones que el ISSDHU estaba pagando a familiares de combatientes caídos y lisiados de guerra del MINT, pasaron a ser pagadas por el INSS, revalorizadas y reestructuradas.

Para ello, Ortega ordenó que los expedientes conteniendo los documentos establecidos de las cotizaciones de los ex combatientes o familiares beneficiarios, pasen al INSS para su revisión y aprobación de pensión, que según el decreto, saldrán de los fondos correspondientes a la reserva financiera proveniente del Seguro Social, que el INSS administra desde 1984, y por separado, las fuentes de financiamiento de los cotizantes del Seguro Social y de las Víctimas de Guerra.

En 1987, la Constitución Política estableció que las pensiones de gracia serían aprobadas por la Asamblea Nacional a solicitud y propuesta del Poder Ejecutivo. Esta vez la situación cambia con el decreto presidencial.

Éste indica que será el propio Seguro Social el que definirá, bajo las propias evaluaciones de su personal subordinado, quién debe recibir los beneficios del Seguro Social bajo la figura de ex combatiente del MINT.

Pagos retroactivos…
Aunque el decreto se elaboró en saludo al 29 aniversario de la Revolución Popular Sandinista el propio 19 de julio de 2008, y se publicó en La Gaceta el 22 de agosto, su entrada en vigencia es a partir del primero de agosto, es decir, con carácter retroactivo.

La puesta en vigencia del decreto presidencial se da cinco días después que Ortega activara públicamente en un acto oficial, a los ex miembros de las Tropas “Pablo Úbeda” del extinto Ministerio de Interior, quienes ahora, según denuncias de ex militares de esas fuerzas en desacuerdo con el presidente, forman parte activa del aparato partidario del FSLN.

Al acto, realizado el 17 de agosto pasado en el Hotel Crowne Plaza, asistieron Roberto López, Presidente Ejecutivo del INSS; Guillermo González, Ministro de Salud; Yara Pérez, de la Superintendencia de la Propiedad; la ministra de Gobernación Ana Isabel Morales, y Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Ahí se determinó la integración de los ex miembros del MINT al sistema de pago de pensiones del INSS y la revisión a quienes no cotizaron todas las cuotas, para que sus casos sean evaluados por el Seguro Social.

Pensiones con aumento…
El Secretario de la Presidencia, Salvador Vanegas, anunció ese día que las pensiones de los ex miembros del MINT se trasladarán al INSS “para que sean reconocidas todos estos tiempos de cotizaciones, de cara a las jubilaciones y las pensiones”.

El funcionario explicó que debido al desorden con que se manejó el Ministerio de Gobernación tras la derrota electoral del FSLN en 1990, se perdieron muchos expedientes y bases de datos de “ex combatientes que tienen lesiones, pero que no cuentan con un expediente médico que respalde su condición de víctima de guerra”.

Para el restablecimiento de esa información, y el derecho al beneficio de la pensión, se anunció la conformación de un equipo de trabajo del INSS y del Minsa, “para que una vez reconstruida la información, ésta pase a ingresarse en los expedientes como parte del proceso de trámites de pensiones que haga el INSS”.

Del mismo modo, se les incrementarán todas las pensiones a madres de héroes y mártires, discapacitados, huérfanos y ex combatientes que antes eran procesados en el Instituto de Seguridad para el Desarrollo Humano, y que a partir de septiembre, además de incrementárseles, serán emitidos a través del INSS.

Para los ex militares que demanden atención especializada, el Minsa dispondrá las empresas previsionales públicas, diez filiales en todo el país, para que sean atendidos o remitidos a los hospitales con cobertura de atención médica especializada, y medicinas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus