•  |
  •  |
  • END

El uso de emblemas oficiales del Ejército de Nicaragua por parte de manifestantes que participaron en los violentos sucesos de León el pasado sábado 20 de septiembre, no será investigado por las autoridades castrenses por tratarse de civiles, dijo ayer el vocero de la institución armada, general de Brigada Adolfo Zepeda.

Fotógrafos de EL NUEVO DIARIO captaron a un hombre encapuchado y armado de morteros artesanales, con camisa y emblema oficial del Ejército de Nicaragua el pasado sábado 20 en la ciudad de León, cuando activistas y ex militares simpatizantes del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, bloquearon las calles para impedir una marcha opositora al gobierno del presidente Daniel Ortega.

El artículo 297 del Código Penal publicado en mayo de 2008 establece como delito público el uso de emblemas, uniformes o pertrechos del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional, e impone penas y multas para quienes incurran en tales actos.

Prisión y multa
“Será sancionado con pena de prisión de seis meses a tres años o de 50 a 200 días multa, quien usara indebida y públicamente uniformes, distintivos, emblemas oficiales, o demás pertrechos que simulen la pertenencia de su portador al Ejército de Nicaragua, o de la Policía Nacional, con el fin de usurpar la autoridad de estas instituciones”, dice el Código Penal en su capítulo III, título VII, correspondientes a los delitos de falsedad.

“Nosotros vimos la foto, reconocemos la escarapela y sabemos de la prohibición legal, no sabemos quién puede ser ni tenemos conocimiento, pero por tratarse de un suceso de orden público, que involucra a civiles y que corresponde investigarse bajo autoridades determinadas, que tengo entendido que ya están investigando, no vamos a involucrarnos”, dijo Zepeda.

El alto oficial militar señaló que el Ejército de Nicaragua investiga con rigor cuando se trata de participación de militares activos en violaciones a la legislación civil y militar, pero por tratarse de un evento entre civiles, respondió que no solicitará de oficio una investigación, y que corresponde tanto a la Policía Nacional o al Ministerio Público, las averiguaciones correspondientes.

Es la moda, dice…
Según el jefe militar, es difícil para las autoridades del Ejército pedir a las autoridades la restricción de ropas similares a las que usa oficialmente el Ejército, por tratarse en muchas ocasiones, de una moda generalizada entre la juventud.

“Nosotros hemos visto que el uso de indumentarias camufladas como chaquetas, gorras, camisas, es una situación bastante extendida por todo el país, incluso los obreros de la construcción usan pantalones similares a los del Ejército, pero no es el fuero militar el indicado para investigar a civiles en estos casos”, dijo el general.