Alma Vidaurre Arias
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente electo para las comunidades indígenas del territorio de Miskitu Indian Tasbaika Kum, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, Ervin Martínez Salomón, denunció que desde noviembre de 2012, por determinación de algunos funcionarios públicos, no ha podido asumir el cargo para el cual fue electo.

Martínez Salomón señaló que estas personas están vulnerando la autodeterminación de los pueblos de las 27 comunidades indígenas que conforman el territorio Miskitu Indian Tasbaika Kum, ubicadas sobre la ribera del río Coco, al imponer como presidente a Primitivo Centeno Pérez.

“Él (Primitivo Centeno) no presenta ningún documento legal que lo acredite, nosotros somos los líderes electos, ellos desconocen eso y nos imponen otras reglas, y no nos dejan trabajar”, advirtió Martínez Salomón.

El nuevo representante de este territorio fue electo el pasado 11 de noviembre durante la realización de una asamblea, en cumplimiento a los acuerdos suscritos en Managua ante el diputado Brooklyn Rivera, y en la que decidieron delegar al padre Jean Marie Paolo Dominique, como coordinador del proceso.

En esa asamblea participaron 20 de las 27 comunidades que conforman el territorio. “El pueblo se reunió y se levantó para que haya un cambio”, apuntó Martínez Salomón.

La elección, según Lamberto Chow, síndico de la comunidad de Waspam, se desarrolló de forma transparente, sin embargo, lamentó que los autóctonos de la zona actualmente no piensan como “indígenas” porque están preocupados más por los problemas políticos partidarios.

Acusan a funcionario de Cancillería

Por su parte, Luis Armando Castillo, electo como vicepresidente en esa asamblea, acusó al vicecanciller para asuntos indígenas, Joel Dixon, de brindar apoyo a Centeno Pérez para suplantar a la nueva directiva electa.

“Están ocupando a los líderes anteriores que salieron por decisión del pueblo, por la misma corrupción que se tenían. Lo mismo les hicieron a otros líderes, pero el pueblo ya no lo soporta y ahora una vez elegidos no nos quieren reconocer”, apuntó Castillo.

Papeles en mano, Martínez Salomón presentó una certificación extendida por la alcaldía de Wiwilí, que valida y reconoce el proceso del pasado 11 de noviembre. “La ley no dice un ministro puede certificar, o que Brooklyn Rivera va a extender esa certificación, ¿pero dónde están los votos de la comunidad y el derecho?”, se preguntó Castillo.

Los miembros de la nueva Junta Directiva pretenden reunirse con el diputado Brooklyn Rivera, de quien El Nuevo Diario intentó obtener una versión, pero el funcionario público no atendió nuestro llamado.

 

Necesidades

El presidente electo, Ervin Martínez Salomón, señaló que las necesidades en las comunidades son innumerables, y explicó que necesitan aclarar la situación para invertir los fondos que reciben del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, que ascienden a C$13 millones.
“Las escuelas están deterioradas, por ejemplo, y hay ciertas comunidades en las que este año los alumnos no podrán asistir a esas escuelas y no sé cómo haremos”, enfatizó Martínez Salomón.