•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las esposa de tres de los cinco detenidos que fueron beneficiados por la polémica decisión de la jueza Gertrudis Arias, de concederles el arresto domiciliar a Pedro Medina Amoretty, Giovanni Solís Sánchez, Anselmo Duarte Martínez, y a un hermano de este último, exigen a la comisionada general Glenda Zavala, Directora de Auxilio Judicial, les dé una explicación de por qué no les han entregado a sus familiares.

“No sabemos dónde están, dicen que a mi esposo (Anselmo) lo llevaron al Hospital ‘Roberto Calderón’, pero allá nos dicen que no está, entonces, lo que nosotras exigimos es que nos digan dónde y en qué condiciones tienen a nuestros esposos”, señaló Adanie Cano.

De igual forma exigen a las autoridades policiales y judiciales que continúen con el proceso de investigación, y que “digan de una vez por todas el resultado, porque ellos (los detenidos) no tienen ningún vínculo con el narcotráfico”.

“Lo que yo exijo es que me den a mi esposo. Porque esas investigaciones están erradas, a mi marido le cambiaron el nombre, comenzando desde ahí, en la acusación dicen que es soltero y que se llama Giovanni Solís Sánchez, y él no se llama así”, argumentó Mayela Espinoza.

Por su parte, Marianely Segura Espinoza, esposa de Pedro Medina, dijo que le envió una carta a la comisionada general Zavala, “implorándole” que le regrese la casa que le fue ocupada, pero no ha tenido una respuesta de la jefa de Auxilio Judicial.

“La jueza Arias dio la orden de que me regresaran la casa, porque mis dos hijos y yo andamos posando donde vecinos, la Policía nos está quitando ese derecho de vivir dignamente como personas”, dijo Marianely Segura, quien además demandó que trasladaran a su esposo a la Cárcel Modelo.