•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, ordenaron la libertad del abogado Orlando Reyes Pastora, sentenciado a 12 años de prisión por delitos de narcoactividad, apoyándose en el dictamen médico legal número 1600–2012, emitido por el forense Eddy López Reyes, el mismo que fue suspendido recientemente por la Corte Suprema de Justicia, junto a la jueza Gertrudis Arias, revela una investigación de El Nuevo Diario.

La excarcelación de Reyes Pastora, de acuerdo con documentación oficial, fue ordenada por los magistrados Ileana Pérez, Ángela Dávila y Rafael Avellán, a las 11 de la mañana del 16 de octubre de 2012, según rola en el expediente 008827-ORM-2010 PN. La orden de libertad fue emitida ese mismo día.

Eddy López Reyes es el forense que emitió los cinco dictámenes médicos sobre los que se apoyó la jueza Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Gertrudis Arias Gutiérrez, para otorgar arresto domiciliar a igual número de presuntos narcotraficantes capturados por la Policía en la “Operación Sur”.

Como se recordará, López y Arias están suspendidos de sus cargos y son investigados por la Corte Suprema de Justicia, CSJ. El primero por haber emitido dictámenes médicos que posteriormente fueron desmentidos por las autoridades del Instituto de Medicina Legal, y, la judicial, por haber otorgado arresto domiciliar a los cinco reos, pese a que las leyes 735 y 745 establecen que en los casos de narcotráfico solo cabe la prisión preventiva como medida cautelar.

Forense dijo que corría “peligro de muerte”

Al igual que en los dictámenes médicos de los cinco reos de la “Operación Sur”, el forense Eddy López Reyes estableció que Orlando Reyes Pastora, sentenciado a 12 años de prisión, estaba “en riesgo inminente de muerte”, por presentar niveles de presión arterial elevado.

Utilizando los mimos términos mencionados en los partes médicos de los cinco reos del caso “Operación Sur”, el galeno señalaba que Reyes Pastora estaba “en riesgo de sufrir un accidente cardiovascular” o bien un infarto.

En el dictamen médico legal número 1600–2012, el forense recomienda que Reyes Pastora reciba atención urgente por parte de un especialista en medicina interna, “ya que las patologías de las que padece son crónicas e irreversibles”.

Una sugerencia ambigua

En el cuarto considerando del parte médico, el forense sugiere que el condenado, Reyes Pastora, permanezca en un sitio donde pueda asistir de forma inmediata a una institución hospitalaria en caso de descompensarse.

El galeno, que es investigado por la CSJ, agregó que las enfermedades que padece el condenado son de difícil manejo, y que las descompensaciones y complicaciones causadas por las mismas, son de difícil manejo.

Una de las pocas diferencias existentes entre el dictamen médico relacionado con Reyes Pastora y los cinco reos del caso “Operación Sur”, es que al primero el médico legal también lo manda donde el oftalmólogo, y para los últimos no hace igual recomendación a pesar que supuestamente tienen las mismas dolencias.

Magistrado se defiende

El magistrado Rafael Avellán, al ser consultado sobre esta resolución tomada por la Sala Penal Uno del TAM, de la cual él es miembro, dijo a través de la oficial de prensa del Complejo Judicial Central de Managua, Nubia Cabezas, que ellos solo cumplieron con lo sugerido por el forense.

Cabezas, exvocera de la CSJ, citando al magistrado Avellán, manifestó además que es el Instituto de Medicina Legal, la instancia que designa a los forenses que realizan los chequeos médicos ordenados por la autoridad judicial

Por su parte, la presidenta de la Sala Penal Uno, magistrada Ileana Pérez, al ser consultada sobre la excarcelación del abogado Orlando Reyes Pastora, dijo que necesitaba revisar el expediente.

Sentenciados en marzo de 2011

El 8 de agosto de 2010, la Fiscalía de la República acusó al canadiense Valdemiro Pacheco y los abogados nicaragüenses Orlando Reyes Pastora y José Dolores Talavera Siles, este último conocido como “Pedrón”, por los delitos de lavado de dinero, crimen organizado, portación ilegal de armas y falsedad ideológica en el caso de Reyes.

El 25 de marzo de 2011 el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital, Edgard Altamirano, condenó a 12 años de prisión a Reyes Pastora, tras haberlo encontrado culpable por los ilícitos de lavado de dinero, crimen organizado y falsedad ideológica.

La sentencia del juez Altamirano fue confirmada por los magistrados de la Sala Penal Uno del TAM, el 4 de abril de 2012 a las nueve de la mañana, pero esta fue recurrida de casación por los abogados defensores ante la Sala Penal de la CSJ, la que realizó la audiencia para oír alegato el pasado mes de diciembre, y está pendiente sentencia.

El 16 de octubre de 2012, según rola en el expediente 008827-ORM-2010 PN, los magistrados de la Sala Penal Uno del TAM ordenaron la libertad de Reyes Pastora por presuntos riesgos de salud.

 

TAM repica y redobla

El 4 de abril de 2012, los magistrados de la Sala Penal Uno del TAM ratificaron la sentencia de culpabilidad dictada por el juez Edgard Altamirano. Irónicamente, en octubre del mismo año, ordenaron la libertad de Orlando Reyes Pastora.