•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De cero. Así comenzará el trabajo de la Fundación (Agua, Mar y Tierra) A.mar.te con las alcaldías del país, pese a que el año pasado ya habían avanzado en una propuesta de ordenanza municipal para proteger del maltrato a los más de 150,000 caballos carretoneros que existen en Nicaragua, la mayoría de los cuales se encuentran en condiciones deplorables.

El director de la Fundación A.mar.te, Enrique Rimbaud, señaló que dentro de poco estarán presentando la propuesta a las nuevas autoridades locales para intentar que la propuesta de ordenanza sea sometida a votación ante los concejos en todo el país.

Para conocer de cerca el problema, el año pasado, según detalló Rimbaud, en conjunto con miembros de una ONG inglesa hicieron un recorrido por los departamentos de Managua, Granada, Rivas, Carazo y Léon, entre otras zonas, donde revisaron al menos 3,200 caballos, la mayoría de los cuales tenían heridas significativas, estaban mal alimentados o su peso corporal no correspondía a las grandes cantidades de carga que transportan.

10,000 familias tienen jamelgos en Managua

Según un monitoreo de la fundación, se estima que en Nicaragua hay 150,000 caballos de acarreo, y que solo en Managua, unas 10,000 familias cuentan con un equino para realizar trabajos de subsistencia, sin embargo, faltan normas para protegerlos.

“Se debe normar la carga máxima a la que están sometidos los caballos que halan carretones, esta ordenanza que vamos a proponer está en el marco de la Ley 747 (Ley para la Protección y el Bienestar de los Animales Domésticos y Animales Silvestres Domesticados)”, señaló Rimbaud.

En la ordenanza se establece que se debe promediar la cantidad máxima de carga con base en el peso de lo que se transporta y del jinete, para así determinar las cargas adecuadas.

Indicó que el único trabajo que se ha hecho fue en Masaya, en conjunto con el Intur y con la Cooperación Española, donde se capacitó a los dueños de caballos cocheros sobre el cuido de estos animales, ya que de los 107 que revisaron, detectaron que cada uno tenía en promedio más de una herida.

“Después de eso hubo una baja de un 50% en las heridas de los caballos, y aumentó la calidad de su salud. Este programa termina en marzo, pero esperamos reproducirlo con los caballos de Pochomil, de Masachapa, de Catarina y de Granada. También tendremos en cuenta un programa de atención a los burros de Somoto y de Ocotal”, finalizó Rimbaud.

Mal alimentados y maltratados

Animales son mal alimentados y sobrecargados para trasladar pesos que sobrepasan su capacidad de tracción
Otros sufren maltrato, y reciente recorrido de ONG inglés encontró que muchos de ellos tienen heridas de consideración
Faltan normas para proteger a los caballos, dice Enrique Rimbaud, de la Fundación Agua, Mar y Tierra  
En 2012, en las calles de Managua, dos jamelgos murieron asfixiados, cuando sus dueños intentaron que trasladaran pesadas cargas