•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un “lunes negro” vivieron en los tribunales de la capital, 23 reos que enfrentan cargos por delitos de narcoactividad, esto porque recibieron o les confirmaron en algunos casos la prisión preventiva.

El primero sobre quien recayó esta medida de seguridad fue José Gregorio Canales, alias “Goyo”, acusado de ser cabecilla de una de las ocho agrupaciones de criminales desarticulada por la Policía en la llamada Operación Sur.

“Goyo” junto a la agrupación de Franklin Torres Bejarano se dedicaban a “tumbar” droga --robar cargamentos de droga a otros narcotraficantes--, que luego vendían a narcos extranjeros, refiere la acusación de la Fiscalía.

Canales es el reo número 26 del caso Operación Sur que queda en prisión preventiva. El juez suplente Sexto de Distrito Penal de Audiencias de la capital, Donaldo Alfaro, le programó audiencia inicial para el próximo 13 de febrero.

También “Los Monge”

Minutos más tarde, la jueza suplente Décimo de Distrito de Audiencias de la capital, María de los Ángeles García Roque, dictó prisión preventiva a los 10 capturados hace dos semanas en el llamado Callejón de los Monge, en el llamado “Barrio Maldito”, también conocido como Julio Buitrago.

A esta agrupación integrada por cinco hombres y cinco mujeres, la jueza García les mantuvo la prisión preventiva, mandándolos a juicio el próximo 27 de febrero, para que respondan por la presunta coautoría de los delitos de tráfico de estupefacientes y crimen organizado.

Este grupo de presuntos narcos estaba integrado por cinco varones y cinco mujeres, en su mayoría miembros de la familia Monge.

Tres y van cero

Por su parte la jueza Noveno de Distrito Penal de Audiencia de Managua, Indiana Gallardo, dictó prisión preventiva para Sugey Suazo Fajardo y otros 11 acusados -- seis varones y cinco mujeres-- entre ellos dos de sus hijos.

Este grupo compraba la droga en la zona de Rivas, la transportaba y almacenaba en una casa en Praderas del Doral, en Managua, donde luego la distribuían en taxi en varios narcoexpendios de Masaya, Granada, Carazo y la capital, vendiéndola en discotecas y night-clubs, según la Fiscalía.

Por estos hechos la jueza Gallardo impuso la prisión preventiva a los 12 acusados y programó audiencia inicial para el próximo 22 de febrero.