•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un total de 33 años de prisión pidió la Fiscalía para Omar Antonio Aráuz Martínez, quien se declaró culpable de haber asesinado atrozmente a su compañera de vida, Zaida Janet Guzmán Matus, a quien según la confesión del propio victimario, antes de enterrarla aún con vida, procedió a violarla.

La petición fue hecha por representantes del Ministerio Público, luego de que el femicida confeso admitiera su culpabilidad ante la jueza Ivania Sancho, del Juzgado Especializado contra la Violencia hacia las Mujeres, en Matagalpa, durante la celebración de la audiencia inicial.

De acuerdo con la petición hecha por la fiscal Norma Sabrina Estrada, el femicida Aráuz Martínez debería pasar en prisión 25 años por el delito de femicidio y ocho más por violación, pero la representante del Ministerio Público aclaró que por una disposición constitucional, el reo no podría pasar más de 30 años en la cárcel, por ser esta la pena máxima que establece la Constitución.

Freddy Rizo, abogado defensor de Aráuz Martínez, pidió a la jueza Sancho, que aceptara la acusación, debido a que su representado se declaraba culpable de los hechos, por lo que después de una audiencia preliminar, se convirtió en un juicio oral y público, donde el acusado fue encontrado culpable por el delito de violación y femicidio.

Después del debate de pena realizado ayer, la jueza estableció el día jueves 7 de febrero como la fecha para dar a conocer la sentencia condenatoria.

El abogado solicitó la pena mínima, alegando que su defendido aceptó su culpabilidad.

Padre de víctima exige castigo

El que no estaba conforme con la solicitud de la pena mínima era el padre de la víctima, Jorge Guzmán Palma, quien señaló que no tiene que haber una pena minina, que el femicida confeso debe pagar 30 años en la cárcel, ya que lo que hizo con su hija no tiene nombre.

“Es una mente diabólica; es algo que no tiene nombre”, aseguró con llorando el padre de la mujer asesinada.

Guzmán Palma añadió que la pareja tenía menos de dos años de estar conviviendo, y que Aráuz Martínez le vivía pegando a la víctima, por lo que lo habían corrido, pero que este llegó llorando pidiendo que lo perdonaran, y la hoy occisa lo perdonó, para ser luego asesinada.

 

La denuncia

La representante del Ministerio Público, doctora Norma Sabrina Estrada, aseguró en su denuncia, que el 25 de enero a eso de las nueve de la noche, el homicida Omar Antonio Aráuz Martínez sostuvo una fuerte discusión con su cónyuge, porque la había visto platicando con un vigilante, por lo que decidió planificar el crimen.

La acusación señala que a las siete de le mañana del 26 de enero, Omar salió de la casa donde vivía a esperar en el camino a su mujer, ya que sabía que iba para el municipio de La Dalia a visitar a su papá. El victimario se armó de un trozo de madera y se escondió hasta que apareció Zaida Janet Guzmán Matus, a las nueve de la mañana.

La joven caminaba de la entrada Los Vázquez 70 metros al Este, cando es interceptada por Omar, quien le descargó el primer golpe en la parte trasera de la cabeza, y al ver que Janet no caía, le propinó otro golpe en la misma parte, procedió a quitarle la ropa interior y con la misma le ató las manos y le tapó la boca con tela.

La representante del Ministerio Público señaló que el sujeto al ver que la joven aún estaba con vida, procedió a violarla y luego se dirigió al caserío de Los Vázquez, y en la casa de don Richard Vázquez solicitó una pala, y donde Juan Antonio Paiz prestó una piocha; regresó donde había dejado a Zaida, hizo un hoyo, y enterró aún con vida a su víctima.

Pero según los médicos forenses, la joven murió por fractura craneal del hueso occipital, producto del golpe recibido, examen que fue puesto como uno de los elementos probatorios del crimen.