•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una de las paredes del frontispicio de las ruinas indígenas de la Ermita de Veracruz, localizada en el sector suroeste de la Plaza de Sutiaba, en el municipio de León, sucumbió debido al avanzado deterioro que presentaba la infraestructura.

En los últimos dos años también se han desplomado varias paredes del costado sur de la antigua edificación, construida en la segunda mitad del siglo XVI, con materiales primitivos.

El lugar permanece protegido en su perímetro, con una malla metálica, sin embargo, personas inescrupulosas ingresan cotidianamente.

José Francisco Roque, de 73 años y cuidador del lugar, comentó que las paredes se encuentran debilitadas no solo por permanecer en la intemperie, sino por la presencia constante de cazadores de garrobos, que en su afán, escalan y destruyen las paredes.

Buscan apoyo de Cultura

Por su parte Róger Montoya, presidente de la Comunidad Indígena de Sutiaba, CIS, considera “urgente buscar una alternativa para evitar que las paredes y cimientos del antiguo monumento se sigan deteriorando, esa es nuestra preocupación”, dijo tras agregar que han solicitado apoyo a las autoridades de Cultura, para que se dé atención a los monumentos históricos de la localidad.

El desplome de esta pared conmovió a los artistas locales como Federico Quezada, originario de Sutiaba, quien tenía propuesto eliminar árboles y maleza alojados en las viejas paredes.

“Con anterioridad se había previsto que iba a sucumbir, y nadie hizo nada al respecto”, afirmó Quezada.