•  |
  •  |
  • AP

El presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas Miguel d'Escoto hizo el martes un llamado a la solidaridad y la igualdad de naciones e individuos, al tiempo que criticó a los países ricos por lo que describió como su ''egoísmo''.

''El mundo está enfermo'', declaró el funcionario nicaragüense en la sesión inaugural de la Asamblea. ''Cada vez se gasta más en armas, guerras, lujos y cosas totalmente superfluas e innecesarias''.

''Hay que rechazar la tentación de enterrar nuestras cabezas en la arena y pretender negar la realidad'', agregó. ''Reconozcamos las grandes inequidades en el mundo y dentro de la mayor parte de nuestras naciones, incluidas las más desarrolladas''.

''Son bombas de tiempo, que por mucho que las ignoremos, no desaparecerán'', insistió.

D'Escoto pidió a las naciones más desarrolladas que repartan más equitativamente las riquezas. ''Pocos estados egoístas toman decisiones'', sostuvo, ''y los pobres del mundo pagan las consecuencias... de la codicia desenfrenada y la irresponsabilidad de los poderosos''.

Al finalizar su discurso, d'Escoto presentó a los primeros mandatarios en hacer uso de la palabra, incluido el estadounidense George W. Bush, a quien describió como ''mi querido hermano''.

''Lo que tenga que decir (Bush), será de gran importancia para el mundo'', expresó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus