•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Gobierno de Guatemala decretó ayer emergencia nacional fitosanitaria por una plaga de roya que afecta las plantaciones de café, y que podrían generar pérdidas hasta por US$400 millones en la actual cosecha, informó el ministro de Agricultura, Elmer López.

El funcionario dijo a la prensa que la primera acción del Gobierno central será destinar el equivalente a unos US$13.75 millones para apoyar a los pequeños agricultores con insumos y logística.

El fondo será constituido con un fideicomiso del sector cafetalero por US$5 millones más US$8.75 millones que aportará el Ministerio de Agricultura de un rubro destinado a la capacitación y a la transferencia de tecnología.

Desplazan a personal calificado

López manifestó que personal calificado será enviado a las zonas cafetaleras para capacitar a los pequeños cultivadores en las técnicas para combatir la roya, una plaga que está impactando a toda la región centroamericana.

Honduras y Costa Rica ya habían declarado una emergencia por la roya. El jueves, la vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, dijo en rueda de prensa que el gobierno promoverá otras medidas para atenuar la emergencia, como la reducción de intereses para los productores cafetaleros.

 

Las pérdidas

La crisis provocada por la expansión de la plaga podría generar pérdidas de unos US$400,000 por la caída de las exportaciones, más la desaparición de 72,000 de los cerca de 500,000 empleos que genera la actividad en la temporada de cosecha.

El hongo de la roya ataca las hojas de los cafetos y afecta la cantidad y calidad de la producción de los granos.