•   Bonanza, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Víctor Manuel Taleno fue condenado por la jueza del juzgado local único de Bonanza, Kellineth Campbell, a tres años de prisión por el delito de usurpación de dominio público o comunal, sin embargo, a su pena se aumentó un tercio en base al artículo 370, por haber cometido delitos en perjuicio al medio ambiente y recursos naturales en zonas protegidas, sumando de esta manera cuatro años de prisión.

Mientras que a José Lira Sánchez, otro traficante de tierras, haber pedido disculpas y admitir su culpabilidad durante el juicio oral y público no le sirvió de nada y fue condenado a tres años, la pena máxima que establece el Código Procesal Penal, en los delitos de usurpación de dominio público o comunal.

A Víctor Manuel Taleno, de 50 años y originario de Río San Juan, se le identifica como el dirigente de una supuesta cooperativa denominada “Pedro Altamirano”, y se le señala de haber carrilado ilegalmente alrededor de 10,000 manzanas en el sector del río Wawa, y de venderlas a precios que van desde C$2,200 a C$9,000 por manzana, pero al momento de los señalamientos durante el juicio se mostraba sonriente.

En tanto José Lira Sánchez mantenía bajo su dominio al menos 50 hectáreas de tierras, en el sector de Kakau Asang, en las cuales tumbó el bosque, para convertirlas en tierras de trabajo agrícola.

Suspenden “tranque”

El “tranque” que mantuvieron durante un día los indígenas de la comunidad de Betania fue suspendido ayer tras la intervención de las autoridades del Consejo Regional de la RAAN, luego de revisar las peticiones que hacen los comunitarios de Betania y analizarlas en la Comisión Nacional de Demarcación y Titulación de Tierras Indígenas, Conadeti. Lo anterior lo informó Carlos Alemán, presidente del Consejo Regional Autónomo Atlántico Norte.

Los comunitarios protestaron porque la Comisión Nacional de Demarcación de Tierras Indígenas no incluyó a esa comunidad en el título de la comunidad de Wawa Bar.

Satisfacción

Para el ambientalista costeño Luis Herrera Siles, se hizo justicia como manda la ley apegado a derecho de los pueblos indígenas, pero insistió que se debe continuar abriendo procesos contra todos los depredadores que están amenazando con acabar Bosawás.

Sin embargo, observó que es un proceso complicado porque hay introducidas miles de familias en la zona de la reserva natural.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus