•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Daniel Ortega propinó anoche otro duro golpe a la institucionalidad de la Policía Nacional, ordenando el retiro de ocho altos jefes policiales, reveló una fuente de la institución que demandó el anonimato.

Los retiros de jóvenes y experimentados jefes policiales fueron ordenados por Ortega, en represalia porque las fuerzas antidisturbios repelieron a grupos vandálicos el pasado sábado en la carretera Managua-León, señaló el informante, es decir, por cumplir con su deber de despejar las vías públicas.

Además, el presidente Ortega reformó por la vía de hecho, en un acto nulo de toda nulidad, la Ley Orgánica de la Policía, al darle el nivel de subdirectores a los tres recién nombrados comisionado generales, Francisco Díaz, Róger Ramírez y Mercedes Ampié, agregó la fuente policial.

La Ley 228 de la Policía Nacional establece en su articulado un número limitado de subdirectores que no pueden ser más de cuatro, entre los que está el Inspector General.

Los “decapitados”
Entre los jefes policiales a los que Ortega ordenó “decapitar”, figuran el comisionado mayor Francisco Aguilera, jefe de la Secretaría Nacional de la Policía, y la comisionada mayor Raquel Balladares, directora del hospital de esa institución y esposa del primer comisionado en retiro, Edwin Cordero Ardila.

También fueron víctimas de la “cacería de brujas” los comisionados mayores Erick Brenes, quien era el enlace de la Policía con la Cancillería, y el comisionado Álvaro González, enlace de la Policía Nacional con la Policía Internacional, Interpol, con sede en El Salvador.

Igualmente “rodaron” las cabezas de los comisionados mayores Juan Ruiz, quien era el jefe de la Policía en Boaco; Rodolfo Morales, ahora ex jefe de la Policía en Jinotepe, Carazo, y Pedro Denis Novoa, quien era Jefe Nacional de Tránsito.

La lista de comisionados “cesanteados” por la voluntad expresa del presidente Ortega, se completa con el comisionado mayor Leonardo Vanegas, quien era el jefe del Laboratorio Central de Criminalística.

Los “premiados”
Las destituciones antes mencionadas significaron el ascenso en cargos de otros jefes policiales, como es el caso del recién ascendido comisionado mayor Adolfo Marenco Corea, quien ahora es el nuevo jefe de la Secretaría Nacional de la institución policial.

Otro de los “premiados” por el presidente Ortega es el médico Julio Paladino, quien asume la dirección del Hospital “Carlos Roberto Huembes”, de la Policía Nacional, y quien según el informante es de los galenos encargados de la salud del gobernante.

El comisionado Guillermo Saballos Mora, quien es jefe de la Estación Seis, pasa a ser jefe del Laboratorio Central de Criminalística, y el puesto de Saballos lo asume el comisionado mayor Pablo Emilio Ávalos, quien era subdirector administrativo de la Academia Policial.

José Dolmus, de segundo jefe de la Estación Dos pasó a ser jefe de la Policía en San Rafael del Sur, cargo que ostentaba la comisionada Miriam Martha Torres, quien ahora pasa a jefear la Segunda Sección de Policía en la capital
Roberto González Kraudy, quien hasta ayer era jefe de la Policía en Puerto Cabezas, pasa a ser el nuevo jefe de la Dirección de Tránsito Nacional.

La comisionada mayor Erlinda Castillo, quien estuvo al frente de la Estación Cinco de Policía por casi dos años, ahora es la jefa de la Dirección de Asuntos Juveniles, y su cargo lo asume el comisionado Sergio Gutiérrez, quien deja la jefatura de la Estación Dos.

El comisionado mayor Buenaventura Miranda Fitoria, pasa de segundo jefe de la Policía de Carazo a titular de esa plaza policial, y como nuevo enlace policial con la Cancillería es nombrado el comisionado mayor José Guadalupe Márquez, quien era el jefe de Seguridad Pública en Rivas.

Reyes: “Hay una propuesta”
La jefa de la Dirección de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comisionada mayor Vilma Reyes Sandoval, dijo anoche desconocer del retiro de sus compañeros y la promoción de otros.

“Lo que hay es una propuesta de retiro de varios comisionado para fin de año, a como lo hacemos todos los años”, dijo vía telefónica la comisionada Reyes.

Sin embargo, la vocera policial expresó no saber si en la propuesta de retiro están los nombres de los jefes policiales antes mencionados.