•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los periodistas que cubren los juzgados en Managua, a partir de este lunes tendrán que desarrollar su trabajo bajo nuevas medidas restrictivas impuestas por el Poder Judicial, divulgadas a través de una circular dada a conocer por el vocero de la institución, Roberto Larios Meléndez.

El ingreso a la Salas de audiencia los reporteros deberán hacerlo bajo la mirada sigilosa de un oficial de prensa. La medida solo será implementada con los periodistas, porque los abogados y el público podrán seguir ingresando a esas áreas con solo presentar su identificación.

En lo sucesivo, las entrevistas que los funcionarios judiciales brinden a los periodistas serán grabadas por el personal de prensa de la CSJ, reservándose el derecho de utilizarlas como material periodístico en la página web del Poder Judicial, luego de que el medio de comunicación haya hecho su respectiva publicación, según la circular leída en rueda de prensa.

Intento de desalojo

Atendiendo una orden supuestamente dada por el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Abelardo Albir Ramos, dos vigilantes del Complejo Judicial Central de Managua intentaron el viernes desalojar de la Sala 30 a los periodistas que habitualmente cubren las audiencias y juicios en dicho Complejo Judicial. “Dice el juez --Abelardo Albir-- que tienen que salir de la sala”, indicó uno de los dos centinelas que llegó con intenciones de expulsar a los periodistas. Ante esta situación, los comunicadores no se dejaron amedrentar y exigieron una aclaración.

Nubia Cabezas, oficial de prensa del Complejo Judicial, quien se presentó a la sala citando al juez, dijo a los periodistas que la medida había sido adoptada a petición de las partes --Fiscalía y Defensa--, pero la fiscal auxiliar, Matilde Villanueva, la desmintió en el acto.

“Yo nunca he pedido que saquen a los periodistas. Al contrario, saben que yo hasta coopero con ustedes”, afirmó Villanueva, sin ocultar su asombro porque pusieron en boca de ella algo que no solicitó.