•  |
  •  |
  • END

La decisión del presidente Daniel Ortega de trasladar al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) el pago de pensiones a discapacitados y familiares de víctimas de guerra del extinto Ministerio del Interior (MINT) a través de un decreto, beneficiará sólo a personas afines al FSLN y no a ex combatientes “traidores que se cruzaron a la acera del enemigo”.

Así lo establecen los acuerdos firmados entre el Gobierno y los desmovilizados del MINT, días después que el gobernante nicaragüense activara públicamente en un acto oficial a los ex miembros de las “Tropas Pablo Úbeda” (TPU), en agosto pasado.

El documento, del que EL NUEVO DIARIO obtuvo una copia, contiene ocho puntos que resumen los acuerdos, además de las tareas inmediatas que derivan de los mismos y un formulario a llenar por los posibles beneficiados.

El escrito concluye con una recomendación que demuestra el carácter sectario de los compromisos: depurar del listado y de los posibles beneficios gubernamentales a quienes no han sido leales al FSLN y a quienes critican al gobierno ahora en el poder.

Beneficios sólo para “leales”

“Depuración de listado: No incluir a quienes no nos acompañaron en estos 16 años de lucha contra el neoliberalismo y que se cruzaron a la acera del enemigo. MRS, PLC o ALN. No podemos trabajar por quienes nos han dado la espalda y se han congraciado y trabajado para la oligarquía y sus amos y que ya no se identifican con los proyectos populares que impulsa el gobierno del FSLN. No incluir traidores”, dice la última observación del acuerdo, resaltado en negrillas.

El primero de los acuerdos establece la disposición del Poder Ejecutivo reflejada el viernes 22 de agosto del corriente año en La Gaceta, Diario Oficial número 162, bajo el decreto número 38A-2008, donde se ordena que las pensiones de discapacitados de guerra y miembros del ex Ministerio del Interior, hoy Ministerio de Gobernación, que estaban siendo pagadas por Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano (ISSDHU), “pasarán a ser pagadas por el INSS”.

“Se completarán las pensiones con las cotizaciones civiles y las cotizaciones militares (INSS+Issdhu)”, dice el acuerdo primero, mientras el número dos señala que además se le brindará “atención médica inmediata a todos los casos graves. (Únicamente graves)”.

La nueva “Magnífica”

El tercer acuerdo determina la “carnetización general (con carnet único) que se derivará de los listados oficiales proporcionados por cada distrito, municipio, departamento u organización. Listados preferiblemente notariados, única y exclusivamente de los retirados del MINT”. “Este carnet será oficial y será financiado por el Mingob”, agrega el cuarto punto.

Con este carnet, señala el quinto punto de los acuerdos, los desmovilizados del ex MINT obtendrán los siguientes beneficios: “Gestión de tierras en la Intendencia de la Propiedad; gestión de pensiones ante el INSS o el ISSDHU; gestión preferencial de servicios policiales y comisariato; gestión de asistencia ante el Magfor, IDR, Invur; gestión de becas y gestión de financiamientos para el agro”.

El sexto punto de los acuerdos señala que se creó una Comisión de Gestión del Ministerio de Gobernación (Mingob), que se encargará de gestionar todas las necesidades de los retirados canalizados por medio de sus directivas nacionales, cuyos miembros son María Lourdes Casco, Directora General de Proyectos y Cooperación Externa del Ministerio de Gobernación, y Juan Pablo Obando, funcionario de ese ministerio.

El penúltimo de los acuerdos, habla de la creación de una Comisión de Supervisión y Control, que estará informando al presidente Ortega sobre la marcha, ejecución o incumplimiento de cada uno de los acuerdos.

Sus miembros son el viceministro de Gobernación, Carlos Nájar Centeno; el comandante Marcos Arévalo (militar retirado y ex segundo jefe de las Brigadas Especiales de Desarme); el ex combatiente Francisco Salazar (directivo del Consejo Nacional de Retirados del MINT) y el secretario Político del Frente Sandinista en Managua, Edgardo Cuarezma.

Ya llegan los beneficios
El octavo punto de los acuerdos establece que Lissette Silva, jefa de Recursos Humanos de Gobernación, atenderá todo lo relativo a los listados y reconstrucción de expedientes extraviados de los retirados.

El citado documento, además, insta a los miembros del ex MINT a que organicen por distrito, municipio o departamento, a aquellos ex combatientes en estado de necesidad, para integrarlos al proyecto de reconstitución de las otrora tropas elites del gobierno sandinista en los años 80.

Cuarezma anunció su participación en los citados acuerdos el pasado 9 de septiembre al portal oficial de noticias del gobierno, El Pueblo Presidente, durante la entrega de cocinas de gas licuado a 400 ex miembros de las TPU.

Al servicio del FSLN
“Se está trabajando en tres comisiones: una médica, donde están el Minsa y el INSS; una comisión que está trabajando en el marco de la Comisión de Paz y Reconciliación, que es la que está trabajando en el tema de las tierras, y otra que trabaja en las posibilidades de empleos para los compañeros”, precisó Cuarezma en esa ocasión.

Según explicó, los acuerdos alcanzados establecen que a las pensiones de los ex miembros del Ministerio del Interior se les sumaran las cotizaciones que tenían en el Issdhu y se trasladarán al INSS, “para que sean reconocidas todos estos tiempos de cotizaciones, de cara a las jubilaciones y a las pensiones”.

Ex combatientes del MINT que negociaban estos acuerdos con el gobierno y que se apartaron de las conversaciones por diferencias con el actuar de Ortega, filtraron a EL NUEVO DIARIO que antiguos compañeros de armas suyos, ex miembros de las TPU, participan en actividades partidarias del FSLN, incluyendo en la organización de protestas callejeras en León.

¿Quién decidirá con idoneidad?
El presidente de la Asociación de Jubilados, Donald Castillo, dijo que no ve mal la decisión de Ortega de trasladar el pago de pensiones de los retirados del ISSDHU al INSS, pero reclamó el hecho de que las demandas de los jubilados “nunca son escuchadas”.

“¿Cómo le explico yo a más de 50 mil personas de este país que hay dinero para ellos (los ex MINT) y no para cumplir con el artículo 49 del Decreto 974, que es la Ley del Seguro Social vigente, donde se señala que todos aquellos cotizantes que no hayan llegado a las 750 cuotas, pero que hayan cotizado por al menos cinco años, tienen derecho al 40 por ciento de su pensión?”, se preguntó Castillo.

“Los retirados tiene su derecho, pero nosotros también, así que lo que pedimos al presidente Ortega es que sea parejo, que los fondos nos beneficien a todos, porque de lo contrario vamos a demandar al INSS en todo el país”, amenazó Castillo.

Por su parte, Jorge Toledo, consultor en temas de Seguro Social, calificó como positivo y legal el reconocimiento a derechos sociales de personas víctimas de guerra, pero advirtió que tras la legalidad se abren interrogantes sobre a quiénes se beneficiará realmente en la práctica.

“Dice el INSS que es para las víctimas de guerra, los acuerdos hablan de ex combatientes, ¿Quién va a decidir quién entra a recibir los beneficios? Pues gente del mismo partido, personas leales al FSLN que van a reconstruir expedientes, entonces el peligro es que ahí se metan personas leales al partido haciéndolas pasar como ex combatientes para garantizarse votos y fiscales”, advirtió Toledo.

Recuadro 1
Servicio Expreso: del ISSDHU al INSS
Según los acuerdos entre el Gobierno y los ex combatientes sandinistas, quienes no aparezcan registrados en el Issdhu, por cualquier razón, pero que fueron del MINT, deberán llenar un formulario que proporcionará el Mingob y que contendrá la siguiente información:
Nombres y apellidos
Número de cédula
Fecha en que ingresó al MINT
El nombre del superior inmediato al ingresar al MINT
Los nombres de los jefes durante prestó servicios al MINT
El nombre del jefe al salir del MINT
A los que estuvo prestando servicios en el MINT
Órgano al que perteneció
Para esto, cada distrito o departamento elaborará de inmediato un listado de todos aquellos compañeros que se encuentran gravemente enfermos, o que necesiten atención médica especializada urgente.


Reconstruyendo expedientes
En el caso de los desmovilizados mayores de 55 años, el documento firmado por el Gobierno y por los representantes de los retirados, señala que en cada distrito, municipio o departamento elaborará un listado que incluirá:
Los que tengan sus cotizaciones Issdhu completas.

Los que no teniendo sus cotizaciones Issdhu, no tengan los 15 años de cotizar pero que pueden completarlos con cotizaciones civiles en el INSS.

Los mayores de 55 años que no pueden completar sus 15 años de cotizaciones.

Se exigirá a los afiliados que no tengan número de Issdhu, agregar al expediente documentos como cartas de baja, copias de carnet del MINT, documentos o epicrisis de servicios médicos que evidencien su estadía en ese ministerio, cartas o avales de sus ex jefes actualizadas, reconocimientos, medallas o memorando de sanciones o cualquier otro documento que evidencie que perteneció al MINT.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus