•   Bluefields y Siuna, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A partir de ahora, los tres hijos de Elena Espinoza retomarán la rutina de combinar los estudios con la pesada tarea de picar piedra. “Si no trabajamos, no comemos”, justifica.

El mayor de los hijos de Espinoza tiene 11 años y los otros 5 y 3 años, y todos cumplen obligaciones en La Pedrera, donde les pagan entre C$6 y C$7 por lata picada, y entre todos hacen entre 5 y 10 al día; “y con eso ya tenemos para el arrocito”, dice mientras aprieta su cavadora en busca de piedras en la superficie del terreno.

Los menores asisten al centro Nueva Visión, una pequeña escuela comunitaria que desde hace 7 años se fundó en La Pedrera, ubicada al norte de Bluefields, porque “los niños pasaban trabajando y no estudiaban, las escuelas están lejos de aquí”, relata el pastor Merando Hodgson, responsable del proyecto escolar, quien destaca que también consiguieron mejorar las vías de acceso y el servicio de energía. “Hemos logrado que las instituciones y la gente volteen su mirada a este sector aislado y vulnerable”, apuntó.

Sin maestros

Por falta de maestros, este año en Nueva Visión solo ofrecerán, bajo modalidad multigrado, de primero a cuarto grados de primaria, además del preescolar.

Según Hodgson, aunque disponen de tres salones con capacidad para albergar a 150 estudiantes, solo cuentan con una profesora que es pagada por el Ministerio de Educación, Mined, ya que el preescolar lo atiende una maestra voluntaria.

“Como no tenemos maestros, no podemos cumplir la demanda del quinto y sexto grados”, revela Hodgson.

Lo difícil de estudiar en la RAAS

Según reconoce el profesor Oscar Aburto, delegado del Mined en la Región Autónoma Atlántico Sur, RAAS, lo que ocurre en la escuelita Nueva Visión es apenas una muestra de las limitaciones que atraviesa la educación en las zonas rurales del Caribe Sur, sobre todo relacionadas a la lejanía de las escuelas, a la dispersión de las viviendas y a los altos costos del transporte, expone el funcionario.

De acuerdo con el delegado, este año lectivo asignaron 12 nuevos maestros para atender el Triángulo del Sur, compuesto por las comunidades Aguas Zarcas, Aguas Gatas y San Luis, ubicadas en la Reserva Natural Indio Maíz.

Regionalizar la educación, un reto pendiente

La Delegación Regional del Ministerio de Educación únicamente atiende los 7 municipios litorales: Bluefields, Kukra Hill, Laguna de Perlas, La Desembocadura del Río Grande, Corn Island, El Tortuguero y La Cruz del Río Grande; siendo su reto permanente la integración del resto de municipios.

“Este año tenemos proyectado la instalación del núcleo de la Escuela Normal en Muelle de los Bueyes, para atender a los maestros de Nueva Guinea, El Rama y El Ayote, y continuaremos fortaleciendo el núcleo de la Escuela Normal en Paywas para atender a maestros de ese municipio”, señala la profesora Nubia Ordóñez, secretaria de Educación del gobierno regional autónomo.

Ordóñez asegura que no tienen equipos ni presupuesto para las gestiones de los delegados y que también les falta personal técnico y docentes.

Añade que con las alcaldías trabajan “en mejorar el acceso, la cobertura, el pago de algunas plazas de maestros, pero eso no es suficiente” y considera que lo mejor sería que las entidades del gobierno autónomo administren la educación en la Costa Caribe ya que ni siquiera se imparten las clases en la lengua materna de los niños indígenas y afrodescendientes.

Textos propios

El Sistema Educativo Autonómico Regional, hasta ahora ha logrado producir los textos escolares del primero al cuarto grados, pero falta el material didáctico para el preescolar, quinto y sexto grados de las escuelas bilingües; “esperamos hacer efectiva la producción y entrega de estos materiales, con un préstamo que realizará el Banco Mundial, y poner a disposición el material de enseñanza”, dice.

Van a clases sin comer

Para mejorar la cobertura impulsan programas de educación de adultos en encuentros sabatino y dominical; y en los cursos regulares para retener la matrícula promueven la entrega del paquete solidario escolar.

Para Elena Espinoza ese beneficio “es una bendición”. Algunos días sus hijos no desayunan o solo puede darles “un cafecito con pan… no tenemos cómo dar un bocadito a los chavalos, y ellos pueden comer en la escuela, mientras sigamos quebrando piedra para comprar la comida”, expone.

Una carrera de obstáculos

En el Caribe Norte muchos niños recorren por horas caminos fangosos y cruzan ríos para llegar a su escuela. Uno de ellos, Toñito Pérez, de la comunidad El Castrillo, ubicada en Bosawás, quien diario debe caminar unas tres horas hasta el sector de Waspukito, para cursar el segundo grado.

En el caso de los comunitarios de Wasmak, en el sector de Naranjito, ubicado en el Parque Nacional Saslaya, levantaron su escuelita con tablones, bases de bambú y techo de paja; para que los estudiantes no se expongan a ir a escuelas de Siuna u otra comunidad, que les tomaría unas 12 horas de camino hasta llegar a la carretera y tomar un bus.

Pero ver a sus hijos aprender las primeras letras les tomó años de gestión a los comunitarios de Wasmak, y apenas el año pasado el Mined les asignó un docente, cuenta Domingo Rosales, líder de la comunidad.

“Aprender en pobreza nos llena de orgullo, esperamos que este año seamos beneficiados del programa Ambientes Escolares”, expresa el comunitario, ya que a la modesta escuela asisten unos 40 estudiantes, y además de mejores condiciones, requieren un maestro para atender a los niños del primer grado.

Cifras del Triángulo

Según el Mined, en el Triángulo Minero, Mulukukú y Paiwas, hay 745 colegios públicos, de los cuales 713 están ubicados en áreas rurales. Solo reconoce a 26 escuelas con infraestructura en estado crítico, 8 de ellas en el municipio de Siuna; 5 en Rosita; 4 en Bonanza; 4 en Mulukukú, y 5 en Paiwas.

7

municipios litorales del Caribe Sur

57

mil estudiantes

654

centros escolares

1,200

maestros

"Las distancias, la dispersión geográfica de las viviendas y los altos costos del transporte, continúan siendo un obstáculo para lograr la cobertura escolar en los municipios más alejados”.

Oscar Aburto, delegado del Ministerio de Educación en la RAAS.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus