•  |
  •  |
  • END

La falta de demarcación en los territorios indígenas causa derramamiento de sangre, y si bien no hay aún en los lugares grupos armados organizados, la situación es cada vez más tensa, expresaron representantes de la comunidad indígena Mayangna Sauni Arungka (Matungbak).

Los delegados solicitaron a través de una conferencia de prensa, una audiencia con el presidente de la República, Daniel Ortega.

De acuerdo con los indígenas, la situación es cada vez más tensa en el territorio, y los enfrentamientos entre colonos e indígenas han ocasionado la muerte de personas, mientras las autoridades edilicias y regionales se han declarado incompetentes de hacerle frente a este problema.

“Nosotros necesitamos que este conflicto se resuelva porque por siglos estas tierras nos han pertenecido, era nuestro territorio antes de la Ley de Autonomía, Ley 445, pero hay miles de colonos que han llegado a los territorios y ahora parece que ellos son los dueños y nosotros los colonos, para colmo ellos tienen títulos de propiedad y nosotros que somos los dueños, ni siquiera sabemos dónde comienza o termina el territorio de cada comunidad; tenemos títulos que nos dio la reforma agraria, pero nadie parece respetarlos”, expresó el ingeniero Armando Edwin Juwith.

Nueve comunidades
Son nueve las comunidades indígenas que demandan demarcación en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), que se encuentran asentadas en sitios adyacentes a la reserva de biosfera Bosawás.

Los comunitarios manifestaron que la Comisión Nacional de Demarcación ha realizado dos intentos en 2005 y 2006, para comenzar la demarcación de los territorios, pero que los técnicos no están en los lugares por más de un mes y después no se habla más de demarcación.

“Hemos gestionados por todos los canales que nos proporciona la Ley de Autonomía, incluso la Ley nos faculta para que nosotros gestionemos recursos para realizar una auto demarcación, pero no hemos logrado nada. En el Gobierno Regional hay demasiada burocracia, y nuestros representantes en el gobierno central y los diputados se declaran incompetentes para darnos una respuesta”, afirmó el señor Noe Coleman, Presidente del gobierno regional Matungbak.

Más fácil hablar con Dios
También el presidente de Matungbak dijo que han tratado de agotar todas las vías, pero que “es más fácil hablar con Dios que hacerlo con los representantes regionales, pues la burocracia es tan grande que siempre dicen vuelva después”, afirmaron.

“Nosotros queremos un diálogo que nos dé tranquilidad en los territorios, no queremos que la gente siga muriendo, ni venimos a hablar en contra de nadie, sólo queremos que nuestro derecho a nuestra tierra prevalezca sin que se derrame sangre, queremos progreso para nuestras comunidades no conflicto, por eso pedimos al presidente Ortega que nos escuche y nos de respuesta que parece nadie más puede dar”, dijo el señor Belis Juwith.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus