•  |
  •  |
  • END / Canal 11

El Ministerio Agropecuario y el Ministerio de Salud establecieron  mayores controles a la comercialización de los plaguicidas en el país, y advierten con medidas administrativas y hasta procesos judiciales a quiénes violen las medidas de restricción al uso de los insecticidas.

Desde este miércoles, únicamente se permite la venta en el país de plaguicidas a las comercializadoras registradas en el Ministerio Agropecuario, siempre que tengan la finalidad de uso por parte de los  productores en las siembras.

La venta libre a particulares ya sea en agro servicios y en los mercados está prohibida, así lo ordena la resolución del Magfor y el Ministerio de Salud.

Los insecticidas que ahora están controlados en su comercialización son los Endosulfan, autorizando su uso sólo en las siembras de café, y el Paraquat  permitido  solo en cultivos de cítricos, algodón, caña de azúcar, maíz y fríjol.

Otros como el Fosfuro de aluminio, conocido como Fosfina, se permite únicamente en almacenes de granos básicos.

Los plaguicidas que están prohibidos totalmente son: Metamidofos y Metil paration.

Esta decisión responde a la detección del abuso en la aplicación de insecticidas en cultivos, y por considerarlos de riesgos a la salud humana, al registrar alta incidencia de casos de mortalidad a causa de intoxicación.

El MAGFOR y MINSA dieron plazo de dos meses para que las comercializadores reporten su inventario de plaguicidas, quiénes no lo hagan serán declarados como ventas ilegales, y se les aplicarán sanciones administrativas, cierres y hasta pueden iniciarse juicios.

El ministerio de Salud y el agropecuario, junto a la policía económica harán redadas en los mercados para decomisar los plaguicidas, y notificarán de las nuevas regulaciones a las asociaciones agrícolas para que las cumplan.