•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Representantes de la Agencia Española de Cooperación Internacional, AECI, ayer entregaron oficialmente el proyecto insignia ejecutado en Nicaragua, que consiste en viviendas y la Planta Recicladora “La Chureca”, a funcionarios de la Alcaldía de Managua, ALMA. Este programa les cambió la vida a 258 familias del barrio Acahualinca.

Doña Gilma Silva Castañeda, de 86 años, fue una de las beneficiadas con una vivienda. Ella relata que antes vivía posando donde unos vecinos en el vertedero municipal, y al ver a los representantes de la AECI, su emoción fue tan fuerte que no pudo contener las lágrimas de alegría. “No tengo familiares y no tengo cómo mantenerme, a veces solo bebo pan y café. Quiero que me ayuden”, dijo la ancianita.

El director general de la AECI, Juan López Dóriga, entregó los proyectos personalmente, y dijo sentir satisfacción al ver cómo se ha transformado la vida de los pobladores del sector. Señaló que los proyectos en “La Chureca” son importantes y de los más grandes que han realizado en Nicaragua. Estos ascienden a un monto de más de 40 millones de euros, (unos US$53,700,000).

Aún hay retos

“Este era un sitio donde se estaba viviendo en condiciones muy precarias, celebramos haber podido contribuir a que la situación se transformara de una manera tan completa. Ahora hay 258 familias que no solo tienen vivienda, sino que también tienen un trabajo, y creo que eso es importante y da sostenibilidad al esfuerzo que hemos hecho”, consideró López.

Por su parte, Fidel Moreno, Secretario General de ALMA, afirmó que en dichos proyectos lograron cumplir en un 100% con los objetivos planteados, ya que eliminaron ocho millones de toneladas de basura que existían en “La Chureca”; cuentan con un sistema de reciclaje y se logró transformar la vida de los habitantes del lugar.

“El reto que queda es que podamos operar el vertedero en todas las condiciones que hoy tenemos, y que, además, podamos agregar nuevos componentes. Uno de los objetivos que nos hemos trazado es basura cero, por ejemplo, que tiene que ver con cómo reaprovechamos todos los desechos, no solo la materia reciclable, sino que con el componente orgánico, cómo producimos abono orgánico de cuarta generación, cómo del desecho orgánico producimos energía”, dijo Moreno.

López agregó que AECI estará colaborando por muchos años más en Nicaragua en diferentes proyectos, sobre todo los relacionados con el fondo de agua y saneamiento.

 

Era basura olvidada

A lo largo de 40 años, desde 1973, los desechos generados por la ciudad de Managua se depositaron en el vertedero municipal “La Chureca” sin ningún tipo de manejo ambiental, en un lote de 40 hectáreas situado a orillas del Lago de Managua.

En el transcurso de los años, la acumulación de desechos en “La Chureca” superó los ocho millones de metros cúbicos, por lo que centenares de familias se ubicaron en sus inmediaciones para garantizar su acceso a lo que sería su única fuente de trabajo.

 

Algunas cifras que generaron nueva vida

La Agencia Española de Cooperación Internacional invirtió 41,250,244.61 de euros en el barrio Acahualinca.

Construyeron 258 casas que beneficiaron a igual número de familias.

Construyeron una planta recicladora de desechos.

La Alcaldía de Managua ha contratado a 516 “churequeros” para que laboren en dicha planta.

Se construyó una escollera de 1,745 metros de extensión para proteger el lago Xolotlán.

La Chureca cuenta con un puesto médico provisional, una escuela y un parque.