•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El camino para que Germán Palacios Chavarría y Mario Cortez Urrutia, exfuncionarios de la Alcaldía de Managua, ALMA --condenados a cuatro años de prisión por estafa en perjuicio de la comuna--, salgan de la cárcel, quedó allanado este lunes.

Esto porque la Fiscalía no se opuso a la suspensión de la ejecución de pena promovida por los defensores de Palacios y Cortez, condenados a cuatro años de prisión y multa equivalente a 195 días conforme el salario mínimo del sector industrial.

"Por objetividad, la Fiscalía no se opone al derecho --suspensión de la pena-- solicitado por los condenados, pero de previo deben pagar la multa de 195 días del salario mínimo del sector industrial", manifestó la fiscal auxiliar Migdalia Osorio Gavarrete.

Las abogadas Sheyla Sieza Mejía y Verónica Mayorga Vallejos, que defienden a Palacios y Cortez, pidieron a la judicial establecer el monto del equivalente a los 195 días de multa y que sus representados paguen la sanción económica en un plazo de cinco meses después de recuperada la libertad.

Juez cita para el 25 de febrero

En representación de la Alcaldía de Managua, el abogado Arlan López Rivas se opuso a la suspensión de ejecución de la pena para los sentenciados, alegando que “no se puede sumar un derecho con un beneficio”.

Tras escuchar las peticiones de las partes procesales --defensa y acusadores-- la jueza Ericka de la Asunción García citó para el próximo lunes 25 de febrero a las 10:00 am, para la lectura de la respectiva resolución.

Palacios y Cortez fueron acusados de peculado en noviembre de 2010, por la sustracción de 3.4 millones de córdobas, siendo condenados en primera instancia a nueve años de prisión, pero luego el Tribunal de Apelaciones de Managua redujó la condena a cuatro años, y la Corte Suprema lo ratificó, cambiando la tipificación del delito de peculado a estafa.

Mario Cortez dijo en el juicio que el dinero por el cual él y Palacios siguen presos fue destinado por la municipalidad para el denominando “Plan Rotonda”, consistente en pagar los alimentos para los “rezadores” gobiernistas que en el 2009 ocuparon durante varios meses las rotondas de Managua.