•   Diriamba, Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con la inauguración de la planta de generación de energía eléctrica a través de un Sistema Solar Fotovoltaico, ubicada en la comunidad La Trinidad, del municipio de Diriamba, Nicaragua se acerca cada vez más al cambio de su matriz energética, dependiendo cada vez menos del petróleo.

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, señaló que esta planta, compuesta de 5,880 paneles y con una capacidad instalada de 1.38 megavatios que entrarán a la red nacional de distribución eléctrica, es un ejemplo del potencial que tiene Nicaragua de producir energía con fuentes autóctonas.

Haciendo alusión a estudios realizados, el funcionario afirmó que dicho potencial de producción de energía eléctrica con fuentes renovables asciende a los 4,500 megavatios, pues dijo que solo en el campo geotérmico, hidroeléctrico y eólico las capacidades son de 2,000, 1,500 y 1,000 megavatios (MW), respectivamente.

Hasta 2012, la también llamada energía limpia representó el 47% de la producción nacional, y la meta es que en 2014 sea del 50%, hasta llegar al 85 e incluso 90% en 2018, según Rappaccioli.

Detalló que de los casi 590 megavatios que demanda el país diariamente, 100 MW son producidos por plantas hidroeléctricas, 143 MW por plantas eólicas, y 90 MW por las geotérmicas San Jacinto-Tizate y Momotombo. Añadiendo los 1.38 megavatios que produce la nueva planta de energía solar, calculó en casi 335 MW la energía producto de fuentes renovables.

Rappaccioli puso como ejemplo que el Centro Nacional de Despacho de Carga, CNDC, de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, reportó que el domingo pasado la demanda energética bajó a 525 megavatios, de los cuales el 70% fue cubierto por plantas generadoras a base de recursos renovables.

Indicó que el año pasado el país ahorró unos US$244 millones debido a la reducción en el consumo de combustible para plantas de energía térmica.

No obstante, refirió que “siempre debe haber una reserva con plantas que responden rápido, como son las que consumen petróleo, porque los recursos renovables pueden fallar en determinado momento”.

En ese sentido, recordó que en 2008 Costa Rica tuvo que aplicar un fuerte plan de racionamiento, pues aunque más del 90% de su producción energética es a través de plantas hidroeléctricas, llegó un momento en que estas dejaron un gran vacío que no pudieron llenar con las plantas térmicas, por tenerlas en mal estado.

 

La más grande de Centroamérica

La Planta de Generación de Energía a través de un Sistema Solar Fotovoltaico, ubicada en la comunidad La Trinidad, del municipio de Diriamba, aportará 1.38 megavatios a la red nacional de distribución eléctrica, con lo cual se pueden atender a 1,100 viviendas con consumos aproximados de 150 kilovatios-hora al mes.

Hasta la fecha, esta planta de energía solar es la más grande en Centroamérica, al contar con 5,880 paneles.

El gobierno de Nicaragua solicitó la ayuda de Japón a mediados de 2010 para este proyecto. La construcción de la obra arrancó en octubre de 2011 y concluyó en enero pasado. El financiamiento en carácter de donación por parte de Japón fue de US$11.452,632, mientras que el aporte de Nicaragua fue de US$530,326.

El embajador de Japón en Nicaragua, Masaharu Sato, expresó que esperan “que la buena voluntad del pueblo japonés pueda inspirar la buena administración y mantenimiento de las instalaciones” de la planta, y expresó las intenciones de su país de seguir apoyando a Nicaragua para alcanzar sus metas de desarrollo.

Aparte de Sato y de Rappaccioli, el acto de inauguración fue presidido por el presidente ejecutivo de Enatrel, Salvador Mansell; por el alcalde de Diriamba, Fernando Baltodano, y por el líder comunitario, Celso Guerrero.

 

Electrificación también avanza

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, afirmó que de 2007 a 2011, la cobertura eléctrica ha aumentado en un 24%, pues en un inicio el servicio de energía eléctrica llegaba a 51% de la población y hoy abarca el 75%, y subrayó que la meta es llegar al 90% en 2018.

Agregó que este año la meta es electrificar más de 40,000 viviendas, que representan a más de 200,000 personas.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Enatrel, Salvador Mansell, dijo que tienen planeado electrificar más de 300,000 viviendas a finales de 2016.

Mansell añadió que este proyecto de electrificación también contempla legalizar las conexiones de 640 asentamientos a finales de 2016, por lo que este año comenzarán con 30 asentamientos. Para ello, afirmó, se cuenta con un financiamiento de US$40 millones.