•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los planes de una pareja de jóvenes de 20 años, quienes se casarían en diciembre de este año, se esfumaron con la muerte accidental por ahogamiento del novio, en una pileta la mañana de este viernes 22 de febrero.

“Dicen que iba a limpiar la boya de la bomba de agua. Ahora resulta que mi sobrino no tenía seguro de vida, pero él falleció ejerciendo su labor, pero los de la clínica solo asumirán los gastos fúnebres”, se quejó Jairo Flores, tío de la víctima.

La víctima respondía al nombre de José Zahid García González, originario de la comarca Diriomito, en Masaya, y tenía seis meses de laborar en Mantenimiento en un hospital privado, devengando un salario mensual de C$5,000.

Los directivos del centro asistencial, ubicado en Villa Fontana, no quisieron brindar información sobre las circunstancias del deceso de su empleado y prometieron hacerlo mediante una conferencia de prensa, pero hasta el cierre de la presente edición la misma no se concretó.

Al hospital se presentaron la jefa de detectives del Distrito I de Policía, subcomisionada Auxiliadora Huembes y el inspector Nelson Morales, para investigar el deceso de García. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para determinar las causas de muerte.

María Asunción González, de 45 años, no aceptaba la muerte de su primogénito. “No lo puedo creer, mi hijo, un muchacho tan bueno, sin vicios y trabajador. No sé cómo voy a darle la noticia a su novia, con quien se pensaba casar en diciembre, ya tenían todo comprado: cocina, refrigeradora, hasta la casa, porque él decía que no quería que a su nueva familia le hiciera falta algo”, lamentó entre lágrimas la adolorida madre.

“Espero que la tragedia no se vuelva más grande, porque mi marido es diabético y tampoco sé cómo tomará la noticia”, agregó mientras sus familiares la consolaban.

 

"Él estaba solo al momento que cayó en la pileta, no tenía arnés de seguridad, lo que dificultó el rescate. La pileta tiene aproximadamente 4.8 metros de profundidad, pero estaba llena hasta la mitad".

Francisco García
Tío del fallecido