•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En Sala de Recuperación del Hospital Infantil “Fernando Vélez Paiz” está el pequeño Christopher Méndez Rodríguez, tras la cirugía reconstructiva craneal a la que fue sometido durante dos horas, debido a las 15 dentelladas en el cuerpo que le dejó un perro Pitbull.

“El niño gracias a Dios salió bien, y los doctores dicen que dentro de una semana podrán darle de alta, ahora está bajo tratamiento con antibióticos”, manifestó Yessenia Rodríguez, progenitora del menor.

La Dirección Administrativa del centro hospitalario se rehusó a brindar información sobre el estado clínico del niño, aduciendo que el director estaba en reunión.

“Pery”, el perro que atacó al menor, estará bajo observación del personal de Zoonosis del centro de salud “Edgar Lang” durante 10 días, pero fue entregado en custodia a su dueño, José Esteban López, quien tiene que llevar al animal todos los días al centro.

“El perro no es violento, es dócil, pero los niños pasan apedreándolo y ‘jochándolo’, debido a que la jaula queda cerca del camino. Nunca había atacado a nadie, pero desgraciadamente el portón estaba abierto cuando el niño pasó corriendo y lo atacó. Voy al hospital para apoyar a la familia en lo que necesiten”, dijo López a un medio televisivo.

La familia del pequeño está a la espera de los resultados de los análisis que le harán al perro en el centro de salud, de los informes del Instituto de Medicina Legal, del hospital Infantil “Fernando Vélez Paiz” y de la Policía Nacional del Distrito III, para determinar el monto que López pagará por los daños que su perro le ocasionó al niño.

“Es un hecho que después que culminen los 10 días, ‘Pery’ ya no estará en la casa. Un amigo de la familia que tiene una finca cercada con tapia lo está solicitando, pero la familia del niño quiere que lo decapiten. Todo dependerá de lo que digan las autoridades”, dijo Ronny Dávila, miembro de la familia López.

“En este centro de salud, diario se reciben de siete a ocho personas mordidas por diferentes animales, a quienes se les da la vacuna antirrábica”, explicó Jairo Urtecho, inspector del Centro de Salud “Edgard Lang”, al hablar sobre la incidencia epidemiológica de los ataques de animales.

Lo que dice la ley

¿Pero quién controla a los dueños de animales bravos, para evitar que estos muerdan a las personas? Las autoridades sanitarias explicaron que la Ley 747, para la protección y bienestar de animales domésticos y silvestres, establece que el Ministerio Agropecuario y Forestal y los Gobiernos Municipales son los competentes para aplicar lo establecido en esta norma, con la colaboración de otras entidades del Estado.

La ley establece que la persona que críe o posea animales potencialmente peligrosos necesita un permiso de la Alcaldía para tenerlos, además, debe pagar una fianza de responsabilidad civil por los daños que sus animales puedan ocasionar a terceros.

El mismo cuerpo de ley establece que los animales deben andar con correa cuando transiten en la vía pública, y que el dueño debe vacunarlo.

Hablan especialistas

Jairo Conrado, miembro de la Asociación del Pastor Alemán Nicaragüense, APAN, dijo que el carácter de los perros de raza Pitbull es como cualquier otro, todo depende de la crianza que se le brinde al animal.

“Si son criados con cariño, se les da espacio suficiente, se les brinda buena alimentación, no los manejan amarrados y no los golpean, los perros crecerán con una actitud tranquila, amistosa y dócil”, agregó.

“Lamentablemente, las personas que compran Pitbull solo los adquieren por su musculatura y porte hermoso para enfrentarlos en peleas, pero no saben que esos animales son los que más cariño necesitan, porque esa raza tiene la peculiaridad de ir acumulando resentimientos desde pequeños”, señaló Conrado.

Explicó que si a un perro lo golpean, lo echan a pelear y no le dan buena alimentación, “crecerá como un niño malcriado”, es decir, con mucho resentimiento, y en determinado momento, durante su madurez, va a estallar y esto ocasionará que actúe con ferocidad.

“Un dato muy importante para todas las personas (que compran Pitbull) es que hay que fijarse si su perro es 100% puro, porque la mezcla de genes de una raza y de otra puede afectar el carácter del can y crear un animal agresivo. Lo ideal es tener un perro puro”, apuntó.

Por su parte, el médico veterinario Jaime Pastora, fundador de Médicos Veterinarios de Nicaragua, comentó que la raza Pitbull es una de las más dóciles y nobles entre todos los perros, y señaló que su agresividad tiene que ver con la calidad de su crianza.

“Esta raza no es mala, su mala fama se la ha dado la misma gente, y sus malas acciones son producto de un mal dueño. Estos animales no son malos; al contrario, son muy nobles y cariñosos”, reiteró Pastora.

 

Perros son dóciles

Entrenadores de perros y veterinarios consideran que los perros de raza Pitbull son dóciles y amistosos, pero que se ha creado la mala fama que son agresivos.
Los especialistas aseguran que si estos animales reciben un buen trato de parte de sus dueños y son bien alimentados, no representan ningún peligro para las personas.
Además, si el perro no es de raza pura puede afectar su carácter, señalaron los expertos en canes.