Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, es el mandatario más impopular de América. Según el más reciente sondeo de Consulta Mitofsky, la empresa de encuestas de mayor credibilidad de México, el gobernante se ubicó en el último lugar de popularidad entre 20 jefes de Estado del continente.

Ortega, según la firma, obtuvo el 18 por ciento de apoyo a su manera de gobernar el país, cifra que lo volvió hasta menos popular que el Presidente Estados Unidos, George W. Bush, que ha sido fuertemente criticado en el mundo por la invasión y la guerra en Irak, y que obtuvo el 33 por ciento de aprobación.

La encuesta, según explicó Mitofsky, no es más que el cuarto sondeo realizado este año y debe interpretarse sólo como una medición de las percepciones de los gobernados en cada país hacia el estilo de administrar y hacia los resultados generados por la gestión de sus respectivos gobernantes. Los resultados se basan en encuestas que se realizan en cada país por diversas firmas.

Aclara Mitofsky que este tipo de evaluaciones son sólo una forma de medir el trabajo realizado por cada uno de los presidentes o primeros ministros, y que pueden o no mostrar totalmente la eficiencia y los logros de sus administraciones.

Ortega descendió al último lugar de popularidad desde que la firma mexicana había presentado su último informe en abril, en donde sólo era superado por el hoy ex mandatario de Paraguay, Nicanor Duarte. En ese entonces, el gobernante de Nicaragua alcanzó el 21 por ciento.

Lugo el más popular
Este último sondeo, que se realizó entre junio y parte de septiembre, señala que Fernando Lugo, recién instalado en la Presidencia de Paraguay, encabeza la lista con 93 por ciento de respaldo, seguido de Álvaro Uribe, Presidente de Colombia que mantiene una aprobación superior al 80 por ciento.

En un segundo bloque de evaluaciones con porcentajes que oscilan entre 55 y 65 por ciento, aparecen el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil; el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez; Felipe Calderón, de México, Evo Morales, de Bolivia, y Antonio Saca, de El Salvador.

Con porcentajes menores a los anteriores, entre 44 y 55 por ciento, aparecen los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, y de Panamá, Martín Torrijos.

Los números menores a 45 por ciento y ubicados entre 34 y 42 por ciento, los alcanzaron Michelle Bachelet, de Chile; Tabaré Vázquez, de Uruguay; Álvaro Colom, de Guatemala; Stephen Harper, de Canadá y Manuel Zelaya, de Honduras.

Por último, con menos de un tercio de sus gobernados mostrando aprobación por sus gobiernos, encontramos a George Bush, de EU; Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina; Óscar Arias, de Costa Rica; Alan García, de Perú y Daniel Ortega, de Nicaragua.