•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 400 contratistas que laboran para la distribuidora de Energía Eléctrica Gas Natural, hoy en manos de TSK y Melfosur, suspendieron desde ayer sus labores de operación para exigir a los nuevos dueños de la empresa un mejor salario, el pago de horas extras, más un reajuste en el contrato de sus vehículos.

Los trabajadores que pertenecen a la empresa Unión Eléctrica Nicaragua S.A., contratada por la distribuidora de energía Disnorte para realizar servicios de instalaciones, mantenimiento, mediciones y reparaciones de electricidad en Managua, Ciudad Sandino, Mateare, El Crucero, San Rafael del Sur y comarcas aledañas a Pochomil, pedían desde ayer frente a las oficinas de Disnorte, Carretera a Masaya, conversar con el señor Gustavo González, a quien TSK y Melfosur designaron como el nuevo gerente de operaciones de la distribuidora, según los huelguistas.

Afecta a miles de usuarios

Con el paro de sus operaciones, los trabajadores contratistas están afectando alrededor de 750,000 usuarios de Managua y de los municipios antes señalados, quienes llama a Disnorte solicitando el servicio de reconexión, o reportan averías en el sistema de electricidad, y que los contratistas se encargan de atender, señaló Sergio Doña, secretario de Asuntos Laborales del Sindicato de trabajadores contratistas.

Los demandantes señalaron que si no lograban reunirse hoy con el representante de operaciones de la distribuidora de energía Gas Natural, paralizarán por completo el servicio.