•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, consideró que el gobierno de Nicaragua debe pronunciarse y tomar las medidas necesarias para contrarrestar el fuerte incremento en los precios de los combustibles.

Gutiérrez dijo que la Comisión Económica estará a la expectativa de las diferentes medidas que, como Gobierno central, deban tomar, a fin de evitar que esta escalada en los precios de los combustibles vaya a afectar la formación de precios en los mercados.

María Eugenia Sequeira, diputada de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, afirmó que el Gobierno debería de hacer un análisis de lo que está pasando para ver qué medidas se toman al respecto.

“Sí, hay que hacer reformas a algunas leyes; sí, hay que hacer algunos cambios, porque esta alza tiene impactados a todos los consumidores”, manifestó.

Por su parte, el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, afirmó que la reforma a la Ley de Hidrocarburos para la regulación de los precios de los combustibles, es un tema “que se discute con mucha frecuencia”, sin embargo, el funcionario no dio ninguna información concreta sobre la intervención de esa entidad respecto a la reciente alza de hasta casi C$7.00 sobre el valor del galón de gasolina.

“Ahí, por favor, esas preguntas se las hacen al ingeniero David Castillo. Corresponde al ente regulador y por supuesto a nosotros como Ministerio de Energía y Minas, al Gabinete Económico, a la empresa en general, a la dirigencia política, llevarlo a discusión; en primer lugar, en el gobierno, y luego ver si lo llevamos o no a la Asamblea Nacional”, dijo Rappaccioli.

El ministro consideró que las variaciones del precio del crudo en el mercado internacional sí se corresponden con los precios que se fijan para los combustibles en Nicaragua.

“Sí se corresponden (…) hay otros costos que tienen que ver con el transporte, todos esos son elementos que juegan en esto. El costo de la refinación, no solamente es el costo del barril de crudo”, señaló Rappaccioli.

 

Afectación a la economía

Ricardo Osejo, Coordinador de la Organización para la Defensa de los Consumidores, ODC, manifestó que hace falta una política de Estado para la regulación de los hidrocarburos, ya que estos van a impactar sobre la economía nacional.

“Los mercados generalmente aplican sus alzas los lunes, que es cuando entra la producción. Eso significa que el costo de transporte influye en los precios de los productos, y, por lo tanto, se elevan”, comentó.

El economista René Vallecillo indicó que no hay una relación estrictamente directa entre las variaciones del mercado internacional con el nacional, porque las petroleras deben mantener un inventario (reserva) de tres meses. Es decir, que una caída del crudo no representa una baja inmediata para el mercado local.

“Ellos compran de adelantado, pero también deben tomar en cuenta el costo de reposición, y se va viendo cómo va el precio del petróleo que ellos compran. Hay muchos elementos que definen la estructura de costos de los combustibles”, añadió.

 

Producción afectada

El reciente incremento en los precios de los combustibles también incidirá negativamente en los costos productivos de una serie de rubros (agropecuarios), “y, sobre todo, en el transporte de los productos y la generación de energía, que son claves para la producción”, aseguró ayer Enrique Zamora, Presidente de la Asociación de Exportadores de Nicaragua, APEN.

“El tema de la gasolina es una preocupación de toda Nicaragua, pues se encarece el transporte para asistir a los trabajos, se encarecen los transportes para los insumos para la producción, y sube el costo de todo”, dijo Zamora.

 

Más alzas que bajas

Según el monitoreo semanal que ayer realizó el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, esta es la cuarta semana que los precios promedio de las gasolinas suben, después de tres semanas que los del diesel y kerosén descendieran levemente.

“De las nueve semanas que van en este año se han registrado: una baja en las gasolinas y tres en el diesel y kerosén; como consecuencia de la variación en los precios internacionales de los mismos” refiere el comunicado del ente regulador.