•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres años después de haber sido aprobada la Ley Creadora del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación, CNEA, con miras a garantizar la calidad de la Educación Superior, este órgano convocó ayer por primera vez a las 57 universidades del país para iniciar un proceso de autoevaluación.

El presidente del CNEA, Orlando Mayorga Sánchez, explicó que la autoevaluación se hará en los próximos dos años, tomando como referencia 141 indicadores, cuyas bases fundamentales son la gestión institucional, la docencia, la investigación científica y la proyección social, y que el resultado esperado es un plan de mejora de la institución.

CNU admite brecha

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional de Universidades, CNU, Telémaco Talavera, reconoció que existe una brecha en la calidad de la educación en todos sus niveles, pero especialmente en la Educación Superior.

“Esta autoevaluación debe decirnos qué cosas debemos mejorar para garantizar estándares mínimos de calidad con validez internacional, que den confianza y credibilidad al estudiante, a la familia y a la sociedad, de que la educación está respondiendo a las expectativas del desarrollo nacional y a las expectativas de desarrollo personal y familiar”, expresó.

Talavera aclaró que el CNU sigue siendo la institución encargada de autorizar la apertura de universidades, y en ese sentido afirmó que aunque autorizan ciertas sedes y carreras, luego se abren otras “sin ningún control”.

Guillermo Martínez Molina, Vicepresidente del CNEA, al dirigirse a los representantes de las 57 universidades que asistieron a la convocatoria, aseguró que el fin de este órgano no es cerrar universidades, sino aplicar el sistema nacional de evaluación de la calidad de la Educación Superior.

Telémaco Talavera recordó que aun cuando no se había aprobado la Ley del CNEA, pues en 2002 el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, otorgó un préstamo de US$140 millones para ejecutar un proyecto de modernización de la Educación Superior.

 

La autoevaluación

La Ley del CNEA establece en su capítulo II, artículo 11, que las universidades, públicas o privadas, legalmente establecidas en el país, deben desarrollar procesos de autoevaluación para identificar sus fortalezas y debilidades, con el fin de formular un plan de mejora de la institución.

Dicho proceso de autoevaluación debe desarrollarse en un plazo no mayor de dos años a partir de la correspondiente convocatoria pública del CNEA, agrega la Ley que fue aprobada en octubre de 2009.

“Los resultados se reflejarán en un informe que deberá abordar por lo menos los siguientes aspectos: misión, visión, gobierno y gestión, sistema de aseguramiento de la calidad, carreras y programas académicos, estudiantes, docencia, investigación científica, extensión social, administración financiera, recursos educativos disponibles y planta física”, detalla.